La edad del bebé prematuro

La edad del bebé prematuro

Escrito por: Belén    5 junio 2009     12 Comentarios     2 minutos

Un bebé es prematuro cuando ha nacido antes de la semana 37 de embarazo. Su fecha de cumpleaños y la que será válida oficialmente el resto de su vida, es la que coincide con su nacimiento y se conoce como edad cronológica. Sin embargo, es un bebé que ha nacido antes de terminar de formarse, por lo que su desarrollo no coincide con el de un niño nacido a término en el mismo momento. Por eso se habla de edad corregida de los prematuros.

La edad corregida no es más que la que el bebé tendría si hubiera nacido en la fecha esperada. Sabemos que la fecha prevista para el parto será a las 40 semanas, contando desde el día de la última regla. Restamos la diferencia entre el día que hubieramos salido de cuentas y el día en que nació el bebé y ya tenemos la edad corregida.

Es un dato importante para evaluar el desarrollo de un bebé prematuro. Lo normal es que se siente, camine o hable más tarde que los niños de su edad cronológica. No va retrasado, simplemente la edad que figura en sus documentos no es la correcta. Cada día más bebés extremadamente prematuros sobreviven. Un niño nacido en la semana 23 tendrá casi cuatro meses menos que otro nacido a término el mismo día. Al año de vida el segundo estará preparándose para caminar mientras que el primero aún está practicando el sentarse.

El pediatra, habitualmente, utilizará la edad corregida en los exámenes de salud del bebé hasta los dos años. A partir de entonces y ya que los cambios no son tan grandes, se tomará su cumpleaños como referencia. Sería bueno que la guardería o el colegio supieran de su condición de prematuro para que lo tengan en cuenta. La edad corregida no se utiliza si el bebé ha nacido entre unos días y tres semanas antes de lo previsto, porque no hay desfase significativo en el desarrollo.

Vía | Nacer sano
Foto | The Age


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.