El dolor durante el parto

El dolor durante el parto

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    25 febrero 2015     12 Comentarios     2 minutos

Es muy normal que las mujeres que estén transitando los últimos meses de embarazo empiecen a tener algunos miedos, en muchos casos son miedos vinculados a los dolores que pueden tener en el parto.

Es muy normal que las mujeres que estén transitando los últimos meses de embarazo empiecen a tener algunos miedos, en muchos casos son miedos vinculados a los dolores que pueden tener en el parto. Es normal y comprensible que esto suceda, especialmente en las madres primerizas. El parto puede llegar a ser doloroso, pero la satisfacción de ver la carita de tu bebé harán que en dos segundos te olvides de las molestias y dolores físicos.

Para que este dolor se reduzca al máximo posible es recomendable que te prepares, existen muchas técnicas y estrategias para poder manejarlo. Planificar con antelación la manera de actuar frente al dolores del parto es una forma de asegurarte que llegarás al esperado momento bajo control.

Tengamos presente que el dolor que aparece antes del parto es ocasionado por las contracciones de las músculos y por la presión que se genera sobre el cuello uterino. La mayoría de las mujeres describen el dolor como una especie de cólico fuerte que se genera en el abdomen, la espalda y las ingles. Muchas mujeres también sienten un dolor muscular en los muslos y al costado de las caderas.

Piensa que que sucede en el trabajo de parto es generado por la presión que hará la cabeza de tu bebé sobre los intestinos, la vejiga y al ir estirándose el canal de parto y la vagina.

Cada mujer puede experimentar y sentir el dolor de una forma diferente. Para algunas puede llegar a ser más intenso y molesto que para otras. Pero lo fundamental es enfocarse en que es un dolor pasajero que pasaron todas las mujeres que fueron madres.

Se sabe que las mujeres que realizaron actividad física y un ejercicio regular, siempre recomendado y aprobado por el médico, llegan al parto con los músculos más fuertes, lo que ayuda frente al estrés del trabajo de parto. Además la ejercitación incrementa la resistencia, lo que será una ventaja en el caso de tener un trabajo de parto largo.

Vía | Kids health
Foto | Flickr – Raul Hernandez


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.