Descubriéndose el cuerpo (Parte 2)

Descubriéndose el cuerpo (Parte 2)

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    21 junio 2009     Sin comentarios     1 minuto

En plan de seguir maravillándonos al ver como van descubriéndose, ahora te contaremos lo que sucede cuando se mira al espejo, con su olfato y con sus oídos al descubrir diferentes ruidos.

Aunque no lo creas, nuestro bebé cuenta con la capacidad de oler apenas nace. Pero hasta que no es un poco más grandecito no identifica de dónde percibe el olor. Un ejercicio que lo ayudara es ponerle un pañuelo con diferentes fragancias y luego de olisquearlos nosotras –exagerando el gesto de respirar- ponérselos cerquita para que nos imiten.

Espejo… espejito… A partir de los cinco meses ya sonríen a su imagen en el espejo y les gusta jugar con ella. Para ello es divertido que se coloquen los dos frente aun espejo bastante grande y mirando al frente muevan las partes de su cuerpo cada vez que las nombres. Tú debes hacer lo mismo que él. “¿Dónde están las manitas?” dejando un tiempo para su respuestas. Sino responde, agita tú las manos, y lo invitas a hacer lo mismo o le señalas sus manos en su propio cuerpo. Si el pequeño señala hacia el espejo, debes dejarle en claro que no están ahí, sino aquí y se las mueves para que las vea.

Una vez que te des cuenta de que intenta imitarte, puedes empezar a poner canciones infantiles y eliges el momento del estribillo, por ejemplo, para taparte y destaparte los oídos repetidamente. Si te imita, se dará cuenta de la diferencia de escuchar con las orejas tapadas, e irá relacionando el oído con la capacidad de escuchar. Si no lo hace solo, puedes taparle y destaparle sus oídos, para que note la diferencia.

Fuente | Ser Padres Hoy


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.