Dejar los pañales está siendo más fácil de lo que imaginaba

Dejar los pañales está siendo más fácil de lo que imaginaba

Escrito por: Belén    1 julio 2009     10 Comentarios     3 minutos

No hace más de 15 días decidimos que era el momento de dejar los pañales durante el día, aprovechando el calor y que puede estar casi sin ropa en casa. Reconozco que me ha costado dar el paso, mi niña es cabezota y no quería empezar una batalla. Pero estoy gratamente sorprendida de lo bien que está funcionando.

Siguiendo los consejos de otras mamás con más experiencia, compramos el orinal y le dejamos elegirlo a ella. Estuvo un tiempo a su disposición para que se familiarizara con él aunque no lo usara. Me ha visto ir al baño siempre, para que lo considere algo natural. Compramos una braguitas monísimas y le dijimos que son para niñas mayores como ella. Y por último le explicamos para que servía el orinal y el wc.

Con la fregona a mano y un saco de paciencia, quitamos los pañales. Los dos primeros días no quería ni ver el orinal, tan sólo conseguí que se sentara un rato contándole un cuento, pero no hizo pis ni quiso volver a probar. Estaba dispuesta a dejarla un ratito mojada para que se sintiera incómoda, pero no había caído en que las zapatillas también se mojan y más importante que tener que limpiar toda la casa de huellas, es que se pueden escurrir. Esos dos primeros días usé el mocho más que en el resto del mes.

El tercer día dejó de hacerse pipí encima, pero tampoco lo hacía en el orinal. Aguantaba desde que se levantaba hasta la siesta sin hacer pis (ya he dicho que es de ideas fijas) y lo mismo por la tarde. Otra de las recomendaciones que había leido era la de utilizar pegatinas como premio cada vez que usara el orinal. Le hice una tabla con muchas casillas y un bebé haciendo pipí en cada una. Le contamos que cada vez que hiciera pis en el orinal tendría una pegatina para poner en su cuadrito y cuando tuviera varias tendría un regalito. Le hizo ilusión y pidió ella sola sentarse.

Desde que hizo el primer pis no he vuelto a tener que usar la fregona. No sólo lo hace sino que avisa de que tiene ganas y lo que me sorprende más, se levanta todos los días seca de la siesta y desde hace tres días también por las mañanas. Se que aún puede haber algún “accidente”, pero el proceso ya está en marcha. Tenemos pendiente la caca. Está costando más, tiene tendencia al estreñimiento y además es capaz de aguantarla días para no hacerla en el orinal, me pide el pañal y termino poniéndoselo para evitar males mayores. Supongo que sucederá lo mismo, en cuanto lo logre una vez y vea que no pasa nada todo irá rodado.

La niña tiene 34 meses y seguramente por eso ha sido fácil que lo entienda. La edad depende de cada bebé, hay que prestar atención a las señales, por ejemplo que le incomode el pañal húmedo, que se despierte seco de la siesta o que te avise cuando ha hecho pis o caca en el pañal. Hace falta mucha paciencia y estar tranquilos, al niño no se le puede presionar y desde luego tampoco regañar si se lo hace encima. Si tras un tiempo prudencial no se consigue, lo mejor es dejarlo para más adelante.

De corazón, gracias a las mamás (y algún papá) que comparten sus experiencias en los foros, blogs y demás, estoy segura que sin tanta ayuda habría sido un paso mucho más dificil de dar. Espero que mi experiencia también sirva a otros papás.

Más información | ¡Chau pañales!
Foto | i.ehow


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.