Defectos de nacimiento (II)

Defectos de nacimiento (II)

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    31 diciembre 2010     10 Comentarios     1 minuto

En el artículo anterior dimos una noción general acerca de los defectos de nacimiento. Hoy hablaremos de problemas más puntuales: uno de los defectos con los que pueden nacer los pequeños es con el labio leporino o el paladar hendido. Esto es producido cuando los tejidos de la boca o el labio no se desarrollan bien durante el embarazo.

Cuando hablamos de labio hendido nos estamos refiriendo a una abertura larga que se extiende desde el labio superior hasta la nariz. Por su parte, el paladar hendido es una abertura entre el techo de la boca del niño y su cavidad nasal.

Estos defectos congénitos son unos de los más comunes que se producen. Se produce con más frecuencia en los niños de origen asiático, de descendencia indígena o latina, muchos estudiosos creen que es consecuencia de una variedad de factores ambientales y genéticos, pero no se sabe con exactitud de cuales se trata.

Otro defecto de nacimiento más grave es la parálisis cerebral. Este problema no puede ser detectado hasta semanas o meses depuse del nacimiento, dependiendo del estado de gravedad. Las personas que nacen con parálisis cerebral tienen dificultad para poder controlar los movimientos de sus músculos. La mayor parte de las personas que tienen este defecto pueden tener otros problemas (problemas para caminar, problemas para hablar, problemas para tragar).

La causa de este tipo de parálisis es desconocida, pero es consecuencia de un daño prematuro, ya sea en el último trimestre del embarazo o en el momento del nacimiento. En algunos casos puede ser causa genética o puede ser debido a lesiones en la cabeza.

Vía | Para Ti Mamá
Foto | Flickr – Mundo Desconcertante


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.