La curiosa teoría de la telegonía

La curiosa teoría de la telegonía

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    9 octubre 2014     15 Comentarios     2 minutos

Una curiosa teoría señala que los hijos pueden llegar a parecerse a la pareja anterior de la madre, sin que ella haya cometido infidelidad. La teoría se denomina telegonía y te contaremos todos los detalles en el siguiente artículo.

La teoría de la telegonía se viene observando desde hace muchos años y fue tratada en algunas célebres novelas. Ella sostiene que los hijos pueden llegar a parecerse a la pareja anterior de su madre y no a su padre biológico. Una de las explicaciones la brindó Weismann, quien consideraba que los espermatozoides que habían alcanzado el ovario después de la primera unión sexual podían ‘impregnar’ a algunos óvulos. Esto fue desterrado científicamente, pero fue una de las primeras veces que se intentó darle una explicación a la teoría.

Ahora se ha presentado otro trabajo al respecto, el mismo ha sido realizado por un grupo de científicos australianos liderados por Angela Crean. Para la investigación se analizaron a las moscas. Entre las consecuencias señalaron que existe la posibilidad de trasmitir algunos rasgos adquiridos a la descendencia de parejas posteriores de una hembra.

En parte lograron reflotar la explicación de Weismann, cuando consideraba que: “la primera “impregnación” tendría más probabilidades de influir en la hembra que las posteriores, en parte porque es más joven, y en parte porque las impregnaciones posteriores tendrían que compartir su influencia con las anteriores”.

Desde el Instituto Henan de Ciencia y Tecnología de Xiansiang (China), Yongsheng Liu considera que hay descubrimientos recientes mediante los cuales se puede pensar que la antigua teoría no era tan descabellada como se pensaba.

Liu, al respecto, señaló: “Podemos imaginar que durante el coito millones de espermatozoides que contienen ADN se depositan en el cuerpo de la hembra y los que no se utiliza en la fertilización son absorbidos por el mismo. Si este ADN extraño se llega a incorporar en las células somáticas y los óvulos inmaduros, la descendencia podría mostrar esta influencia en su constitución genética, y de ese modo proporcionar otra base para telegonía“.

Cabe destacar que esto no es un fenómeno común ni frecuente, tampoco es normal que el DN o ARN de los espermatozoides puedan llegar a influir en otros óvulos que aún no han madurado que pueden fecundarse posteriormente.

Vía | NCBI
Foto | Flickr – B&B Fotografía


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.