Cuidados de los bebes en la piscina

Cuidados de los bebes en la piscina

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    31 mayo 2011     15 Comentarios     2 minutos

Con la llegada del calor una de las actividades que puedes llegar a tener para disminuir los fuertes calores es visitar una piscina. Si tuviste un hijo o hija en el último año todo esto será una novedad, que por momentos te llenará de dudas y miedos.

Para todas nosotras este simple hecho se convierte en un momento lleno de expectativas y lleno de ansiedad. Por eso, y para que puedas disfrutar este momento como nunca te daremos algunos consejos para que tengas en cuenta.

Uno de los primero puntos que debemos tener en cuenta se encuentra relacionado con la temperatura del agua, lo ideal es que oscile entre los 28º y los 30º, recuerda que se trata de un niño pequeño y ellos son más sensibles al agua fría, y lo que para nosotras puede llegar a resultar muy agradable cuando hace mucho calor, para los bebés es un choque muy fuerte que puede terminar en una hipotermia. Si vas a acudir a un sitio público averigua antes q que temperatura se encontrará su agua.

Cuando lo introduzcas al agua hazlo muy de a poco, primero siéntate con tu hijo en el borde de la piscina, dándole sombra para que el sol directo no lo moleste, mójale los pies con un poco de agua de tu mano, y así lentamente hasta que se vaya acostumbrando, nunca lo dejes solo ni lo sueltes, ya que podrá sentir inseguridad, siempre tenlo alzado.

Tampoco es aconsejable que tu hijo pase mucho tiempo dentro del agua. Si tiene menos de 12 meses no debe permanecer dentro del agua por más de 20 minutos. Puedes hacer diferentes baños dejando pasar una hora u hora y media entre baño y baño.

Puede pasar que a tu hijo no le guste estar en el agua, y esto también es respetable, por eso si lo ves que se pone nervioso y no disfruta del baño o si llora es mejor no obligarlo a entrar. Cada niño tendrá su tiempo de adaptación diferente.Si tu hijo está resfriado posterga la visita a la piscina hasta que su salud sea óptima.

Cuando lo saques del agua dale un baño con agua dulce, para sacar de su piel los excesos de cloro (esto mismo debes hacer si vas a la playa). Así su piel se mantendrá sana.

A partir de los 7 meses de edad se aconseja el uso de los flotadores especiales o manguitos. Te aconsejamos consultar con tu pediatra acerca de que modelo considera más seguro. Por más que use este tipo de complemento recuerda nunca dejarlo solo.

Y, obviamente, protege su piel usando algún protector especial para bebés (en el mercado existen miles de muy buena calidad).

Vía | Guía Infantil
Foto | Flickr – Vivo Conectado


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.