Consejos para prevenir la pérdida de audición en los niños

Consejos para prevenir la pérdida de audición en los niños

Escrito por: Sacra    26 enero 2018     Sin comentarios     3 minutos

Es necesario aplicar unas medidas de prevención y seguridad mínimas para evitar el grave problema de la pérdida de audición en la infancia.

Según las cifras que maneja la OMS (Organización Mundial de la Salud) la cifra total de personas que sufren pérdida de audición discapacitante se eleva a 360 millones, o lo que supone más de un 5 por ciento de la población mundial. De ellos, 32 millones son niños, y la mayoría de ellos viven en zonas de pobreza o bajos ingresos, y donde las políticas con respecto a la sanidad y la prevención son escasas o nulas.

Detectar los problemas de audición en los bebés es sumamente complicado, sobre todo durante las primeras etapas de su vida. Sin embargo es fundamental que sean detectados con la mayor prontitud posible, pudiendo poner medidas adecuadas para que el niño pueda desarrollarse con total normalidad. De una buena audición dependerá su futuro a la hora de desarrollar la lengua, conseguir sus logros a nivel académico e, incluso, a nivel social.

La pérdida de audición en la infancia tiene orígenes muy variados

Volviendo a los datos que maneja la OMS, la prevención es fundamental para evitar pérdidas de audición, especialmente en los niños. Según estas cifras, el 60 por ciento de las pérdidas de audición discapacitante en niños se podrían evitar.

En la mayoría de los casos, y siempre enfocado en los niños, el origen de estos problemas son muy variados yendo desde la genética, hasta las infecciones, pasando por excesos de ruidos, malas medicaciones o complicaciones en el nacimiento.

Mother with son. The kid have a Hearing Aids.

La inmunización, los medicamentos o el parto prematuro pueden ser algunos de los causantes

Es así como los consejos que se aplican a ello, y siempre bajo la tutela de la OMS, son los siguientes:

  • Es importante reforzar los programas de inmunización para evitar las graves consecuencias que acarrean enfermedades tan graves y, desgraciadamente, tan comunes todavía como son la rubeola, las paperas, el sarampión o la meningitis.
  • Llevar a cabo unas medidas de prevención de los nacimientos prematuros, mayor vigilancia durante la gestación para evitar infecciones, bajo peso al nacer o icteria neonatal, entre otros.
  • Ayudar y animar a las personas, y familias, con problemas de audición a que formen asociaciones con el fin de exigir sus derechos, obligando a las autoridades sanitarias a poner en marcha distintos programas de prevención.
  • Las escuelas es el lugar perfecto para detectar si los niños sufren alguna pérdida de audición. Del mismo modo que se establecen controles para la visión, hacerlo también en el tema del oído.
  • Preparar a los médicos y personal sanitario de atención primaria, en la importancia de los tratamientos en la otitis y pérdida de audición y cómo detectar precozmente y poner las medidas necesarias para frenar esta pérdida.
  • Reducir el uso indiscriminado de medicamentos ototóxicos.
  • Regular el nivel de ruido ambiental en el que tienen que vivir los niños y crear dispositivos de audio adecuados que tengan las medidas de seguridad adecuadas para regular el volumen de los mismos.

Vía | Fundación oír es clave
Fotos | Share it maybe


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.