Cómo responder preguntas incómodas sobre maternidad

Cómo responder preguntas incómodas sobre maternidad

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    6 febrero 2020     3 minutos

Las preguntas sobre maternidad son especialmente incómodas cuando se repiten de manera frecuente por parte de alguien que no se da cuenta del efecto que produce

Las preguntas sobre maternidad, como otras cuestiones personales, resultan incómodas, principalmente, cuando quien plantea el interrogante no tiene la confianza que considera quien recibe esta pregunta que debe existir para compartir esta información personal.

Pero estas preguntas también se convierten en incómodas cuando, precisamente, por el exceso de confianza, quien realiza este interrogante cae en comentarios repetitivos sobre esta cuestión. Las circunstancias son diferentes pero, en esencia, similares.

Causas que producen incomodidad en esta pregunta

Preguntas sobre maternidad que dirigen la atención al futuro, en lugar de centrar la conversación en el presente. Así ocurre, por ejemplo, cuando alguien que acaba de tener su primer hijo, pronto empieza a escuchar si le gustaría dar un hermanito al bebé. Este tipo de preguntas también resultan incómodas cuando parten de un contexto en el que el tema no ha surgido de manera natural en un clima de confianza en una conversación que ha girado en torno a esta cuestión.

Esta incomodidad llega a producir malestar cuando la situación se repite de manera habitual. Pero, además, cuando estas preguntas se repiten al más puro estilo de un disco rayado es, entre otros factores, por la visión limitante de un esquema de felicidad en el que parece que todo ser humano debe seguir los mismos pasos para desarrollarse plenamente.

Preguntas Incomodas Sobre Maternidad

¿Cómo responder preguntas incómodas sobre maternidad?

Desde tu libertad. Es decir, tú decides con quién compartes, y con quién no deseas hacerlo, este tipo de información. Que alguien te haga esta pregunta no significa que estés en la obligación de contestarle.

Algunas personas realizan esta pregunta sin mala intención, sin embargo, tal vez puedas ayudarles a darse cuenta de que prefieres que no te repitan esa pregunta si les explicas cómo te hace sentir (un consejo que tal vez te ayude si tienes confianza con esa persona). Intenta no esperar hasta que se agote tu paciencia para establecer límites asertivos si esta situación se repite con frecuencia.

En otros casos, también puedes responder a la pregunta con otra pregunta diferente que dé el protagonismo a la otra persona. Es decir, que desvíe la cuestión principal de este tema. No existe un manual de instrucciones sobre cómo responder preguntas incómodas sobre maternidad porque cada situación es diferente. ¿Cómo dar con la clave de la respuesta a nivel individual?

Intenta actuar de tal modo que tú te sientas bien contigo misma. No existe una respuesta universal para contestar en cualquier caso posible porque no solo es que cada caso es diferente, sino que cada momento también lo es. El estado de ánimo, la visión y las circunstancias de quien recibe esta pregunta también son diferentes en función del momento o la etapa en la que se encuentra.

Las preguntas sobre maternidad no solo pueden ser incómodas, sino que también llegan a ser dolorosas en determinadas circunstancias. Por este motivo es tan importante tener prudencia y entender que cada persona comparte información de su intimidad por iniciativa propia con quien desea hacerlo libremente en un vínculo de amistad. ¿Qué consejo te gustaría dar a alguien que experimenta este tipo de situación?

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.