Cómo mejorar las defensas y el bienestar del bebé

Cómo mejorar las defensas y el bienestar del bebé

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    17 marzo 2019     Sin comentarios     5 minutos

Cuatro consejos básicos para incrementar el bienestar del niño por medio de la vacunación y otras ideas sencillas pero nutritivas para su felicidad

La salud y el bienestar del bebé es una de las cuestiones que más preocupa a padres y madres. Pese a la imagen de vulnerabilidad que produce un recién nacido, también es importante recordar la fortaleza inherente a la propia vida.

El niño tiene su propio sistema defensivo. El cuidado constante del bebé y la atención a posibles síntomas es muy importante, por ejemplo, es fundamental acudir al médico cuando el niño tiene fiebre alta. El sistema inmunológico del niño comienza a desarrollarse incluso antes del nacimiento por medio del contacto directo con la madre. ¿Qué otros factores favorecen el bienestar del niño en esta etapa del crecimiento?

Vacunas

La vacunación es un medio de ayuda que ha supuesto una mejora significativa en la calidad de vida de las personas al constituir una protección contra distintas enfermedades. Además, el poder de la vacunación, a partir de sus propias características, parte de la prevención. Es decir, es un medio de promoción de la salud. Por medio de las fórmulas específicas aplicadas en el tiempo establecido, las defensas del bebé también se fortalecen frente al riesgo de determinadas dolencias.

Uno de los libros que puedes leer para profundizar sobre la importancia de la vacunación es el trabajo escrito por Carlos González: «En defensa de las vacunas«. Más allá de cualquier tipo de creencia equivocada sobre las vacunas que puede ser resultado de la falta de información, su influencia ha sido muy positiva en términos de efectividad para luchar contra enfermedades que anteriormente podían suponer un riesgo de epidemia. La necesidad de protección frente a distintas enfermedades sigue siendo muy importante actualmente. El calendario de vacunación influye en el bienestar individual y también en la salud pública.

La Organización Mundial de la Salud recuerda que: “Sin vacunación, enfermedades que se han vuelto raras, como la tos ferina, la poliomielitis o el sarampión, pueden reaparecer rápidamente”.

Lactancia Materna

Lactancia materna

La alimentación es un aspecto fundamental en la vida de todo ser humano. De hecho, la influencia de este aspecto en relación con el bienestar constituye una primera necesidad dentro de las necesidades descritas en la pirámide de Maslow. Una teoría desarrollada por el psicólogo humanista Abraham Maslow que sitúa a las necesidades fisiológicas en este primer escalón de esta pirámide presentada de manera visual. Por ejemplo, el descanso feliz y la alimentación.

En relación con la alimentación del bebé, la lactancia materna fortalece el sistema inmunológico del niño al ser una fuente de nutrientes esenciales para el bienestar. La lactancia materna fortalece las defensas del niño. Es positivo alimentar al bebé con lactancia materna de forma exclusiva durante el primer medio año de vida.

Sin embargo, existen distintas historias y variables posibles. En caso de alimentar al bebé con biberón, por cualquier circunstancia, es muy importante solicitar asesoramiento al pediatra para elegir la mejor leche de fórmula que se ajuste a sus necesidades. Es importante contar con este asesoramiento y hacer una buena elección para evitar el efecto del cambio. Sin embargo, el cambio sí puede ser necesario si el niño muestra algún síntoma de que esa fórmula no le sienta bien.

Paseos Con El Bebe

Paseos del bebé

Una de las rutinas más especiales en la vida familiar es el momento de salir a dar un paseo con el niño. En este espacio de contacto con el exterior acompañado por el hecho de estar al aire libre y las condiciones de iluminación natural que tienen unas características concretas. Cada estación del año crea unas circunstancias ambientales que influyen en relación con la elección del mejor momento para disfrutar de ese paseo que no solo es especial para el niño, sino también para los padres.

El frío del invierno crea un contexto específico de temperatura que hace que el mejor momento para salir a dar un paseo sea cuando las temperaturas son más agradables. Aunque el hábito de dar un paseo puede formar parte de la rutina familiar, también es importante hacer excepciones cuando el tiempo del día no invita a salir a la calle. En relación con la localización ideal para dar un paseo es recomendable elegir un espacio tranquilo de zonas verdes ajenas al tráfico. La contaminación es un factor que también influye en el bienestar.

El horario del paseo debe ajustarse durante la primavera y el verano cuando las temperaturas cambian. Durante el primer trimestre, es recomendable que los paseos sean breves en el tiempo.

Bebe En El Parque

Juegos al aire libre

La primavera es una época especial para potenciar el descubrimiento del entorno a través del contacto con nuevos paisajes gracias a la oportunidad que produce un escenario temporal marcado por temperaturas suaves y largos días de luz natural. Gracias a todo ello, los juegos al aire libre en las zonas de parques infantiles en las que el bebé se encuentra con otros niños, elevan la alegría y la ilusión del presente. Desde el punto de vista relacional, el niño también disfruta del encuentro con los demás.

Lo significativo de este hecho es que el contacto con la naturaleza no solo es beneficioso para el bebé, sino también para padres y madres. A través de este encuentro con los espacios abiertos, padres y madres sienten un mayor nivel de conexión con el presente, vuelven a casa con una agradable sensación de vitalidad al haber distraído su mente de posibles preocupaciones.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.