Cómo darle los medicamentos (parte I)

Cómo darle los medicamentos (parte I)

Escrito por: Mónica M. Bernardo    6 mayo 2009     2 Comentarios     2 minutos

Son muchas las ocasiones en las que nuestros hijos se ponen malitos y tenemos que darle algún medicamentos. Pero no es una tarea fácil, ya que los niños por principio no quieren tomar las medicinas o se lo ponen rematadamente difícil a sus papás. Aquí vamos a ofrecer unos consejos para que esta tarea sea un poquito más liviana.

Eso sí, no sin antes resaltar que sólo hay que hacer uso de los fármacos cuando sea necesario, ya que si se abusa de ellos dejan de ser eficaces y de poco nos servirá que tengamos un método infalible para que nuestro hijo se tome la medicina sin rechistar. O sea que ya sabéis, los medicamentos siempre bajo prescripción médica. A partir de ahí, estos son unas recomendaciones para que los niños se tomen con mejor humor los medicamentos.

  • JARABES: Es importante conocer la dosis y la forma correcta de administración, ya que algunos son más eficaces con el estómago lleno y otros antes de las comidas. Si el sabor es agradable y a nuestro pequeño le gusta, se le puede administrar directamente en la boca a través de una cucharilla o la jeringuilla dosificadora.

    En caso contrario se puede mezclar con un poquito de zumo de manzana, agua o leche (hay que comprobar que el jarabe se pueda mezclar). Es desaconsejable dárselo en biberón ya que si el pequeño no se lo termina es imposible saber qué dosis del fármaco ha tomado.

  • SUPOSITORIOS: La mayoría están preparados para que una vez introducidos en el recto se vayan disolviendo poco a poco y liberando el medicamento. Por lo tanto, no hay que ponérselos a niños con diarreas porque lo echará enseguida. Hay que introducirlo con cuidado porque si le hacemos daño una sola vez ya no se dejará poner ninguno más. Una vez puesto, el bebé debe permaneces en reposo.

    Algunos expertos recomiendan ponerlos del revés, es decir, metiendo primero la parte plana porque el reflejo del año impulsará al supositorio hacia adentro. Y si lo echara durante los primeros 15 minutos, se le puede administrar otro de nuevo. Pasado este tiempo hay que esperar a la siguiente dosis.

Esta tarde os seguimos dando consejos sobre cómo administra otros medicamentos como los colirios y las gotas para los oídos a los más pequeños de la casa.

Fuente | Tu Bebé


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.