Causas más frecuentes de infertilidad masculina (y II)

Causas más frecuentes de infertilidad masculina (y II)

Escrito por: Sacra    7 junio 2014     2 Comentarios     2 minutos

Ya hemos visto como las causas de la infertilidad masculina pueden ser muy variadas. Desde aquellas que vienen heredadas de los progenitores, hasta las que nos implican en los hábitos de vida, incluso la edad se ha convertido, en muchas ocasiones, en un impedimento para lograr el tan deseado embarazo.

Pero en la mayoría de los casos las causas son más específicas y pueden encontrar un tratamiento adecuado. El problema más generalizado es aquel que está involucrado con los espermatozoides, tanto en su recuento como en su movilidad. Y la solución mayoritaria nos llevaría a la Fecundación in Vitro. Pero veamos cuales pueden ser otras causas.

Idiopáticos o desconocidos. Son muchos los casos en los que se desconoce la causa de porqué el espermatozoide no logra llegar hasta el óvulo femenino, cuando no existe ningún tipo de impedimento por ambas partes. Es aquello que, en la sabiduría popular, se conoce como “incompatibilidad”. Desde las clínicas de reproducción se intentan aplicar ciertas técnicas que ayudan a fortalecer y mejorar los espermatozoides para que lleguen con más fuerza y capacidad.

Malos hábitos. Son factores extremadamente importantes y que pueden determinar la capacidad de concepción. Entre ellos destacamos los malos hábitos alimentarios que pueden llevar a carencias en nutrientes como el ácido fólico, vitaminas E, A, C o B-1, y otros como el selenio o la caritina, que influyen negativamente en el espermatozoide. El sobrepeso y la obesidad también son factores de riesgo. El tabaco y el alcohol, también son sustancias que bloquean la producción y calidad del esperma.

El estrés cotidiano. Llevar una vida alterada, llena de angustias y prisas, o incluso estar ansioso precisamente porque no llega el embarazo, pueden ser causas importantes para que los espermatozoides se alteren y, por lo tanto, no se consiga la gestación. Aquí lo mejor es buscar la ayuda psicológica.

Vía | Más que padres
Foto | Embarazo y maternidad


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.