Casas de cartón de Por siempre jamás

Casas de cartón de Por siempre jamás

Escrito por: Belén    25 enero 2012     3 Comentarios     1 minuto

Juguetes que estimulan la creatividad y el juego activo

A los niños les encantan las casitas de juguete de su tamaño. Si no las tienen y les dejamos una sábana o una manta, se construyen en un momento una tienda de campaña en la que crear su propio mundo. Hay casas preciosas de todos los tamaños, para interior o para colocar en el jardín, pero en muchas ocasiones son demasiado grandes o excesivamente caras. Una opción original, práctica y más asequible son las casitas de cartón.

En alguna ocasión ya hemos hablado de estos juguetes, pero hoy queremos contaros la propuesta de Por siempre jamás, una joven empresa española con muy buenas ideas. Sus casas, inspiradas en los cuentos, están fabricadas en cartón reciclable al cien por ciento. Sus modelos son castillos, cabañas y casitas en blanco o crudo, para que los niños puedan decorarlas como más les guste, con rotuladores, pegatinas o pintura de manos.

Castillo de Por siempre jamás

El material es cartón extra-rígido de doble canal, para que aguante sin problemas los animados juegos de los peques. Pueden montarse y desmontarse varias veces, y se guardan en su embalaje cuando no estén utilizándolos. El tamaño varía según el modelo, entre los 70x70x110 centímetros de la casita a los 160x92x106 del castillo. El precio también depende del modelo elegido.

Están recomendados para niños desde los 18 meses. La compra es muy sencilla a través de su página web y no necesita registro. En 48-72 horas puedes tener un juguete de ensueño para tus peques en casa.

Página Oficial | Por siempre jamás


2 comentarios

  1. MARTHA PATRICIA dice:

    hola a todos
    me encanta sus juegos y estoy interesada en las casas me gustaria saber precios y donde puedo comprarlas.

    Agradesco su informacion

    cordialmente,

    martha patricia diaz

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.