El biberón puede provocar obesidad o como manipular un estudio

El biberón puede provocar obesidad o como manipular un estudio

Escrito por: Belén    1 octubre 2010     3 Comentarios     2 minutos

Titular en el periódico ABC: Los bebés que toman biberón corren más riesgo de convertirse en obesos, titular en The Guardian: Bottle feeding babies can lead to adult obesity, says study (Alimentar a los bebés con biberón puede derivar en obesidad de adultos, según un estudio). Ambos titulares son ciertos pero sesgados y tendenciosos. Hay más, Telecinco.com, ADN…sólo hay que buscar en Google para velos. Casi todos ellos hacen referencia a The Guardian, que a pesar del titular, en el artículo sí cuenta el estudio tal como es, cosa que no sucede en la mayoría de los otros medios.

El estudio, estudios porque son dos, que se referencia es el publicado en The American Journal of Clinical Nutrition por el equipo del doctor Atul Singhal. En ellos se evalúa el riesgo de obesidad adulta cuando el bebé de bajo peso es alimentado con leche de fórmula enriquecida con grasa y proteínas. Se analizan datos de un subgrupo de niños, 153 de 299 en el primer estudio y 90 de 246 en el segundo, que fueron elegidos aleatoriamente al nacer para ser alimentados con leche de fórmula estándar o enriquecida. Los bebés del primer grupo estaban por debajo del percentil 10 al nacer, y los del segundo por debajo del 20.

Según la conclusión del estudio de Singhal, los bebés que fueron alimentados con leche de fórmula enriquecida tenían más grasa corporal a los 5 y 8 años que los que fueron alimentados con leche de fórmula estándar. La conclusión, literalmente como la ponen los autores (salvo error de traducción) es: En dos estudios aleatorios prospectivos, vimos que la dieta nutricional enriquecida en la infancia, aumenta la grasa corporal en la niñez. Estos datos experimentales que apoyan una relación causal entre la ganacia rápida de peso y un riesgo de obesidad más tarde, tienen importantes implicaciones en la gestión de los bebés nacidos pequeños para su edad gestacional, y sugieren que la primera prevención de la obesidad comienza en la infancia.

En esta publicación no se habla de que el biberón engorde, sino de un tipo de leche concreto empleado para que los bebés con bajo peso al nacer, ganen kilos rápidamente y así disminuir los riesgos que conlleva su condición. No habla de la leche de fórmula versus la leche materna. Cualquier otra interpretación es desinformación o manipulación de la información y el motivo lo sabemos todos.

Foto | Flickr-Sean Dreilinger


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.