Los beneficios de la risa en los bebés

Los beneficios de la risa en los bebés

Escrito por: Sacra    17 mayo 2010     21 Comentarios     2 minutos

Ya sabemos aquello de que no hay nada más bonito que la sonrisa de un niño. Ver como sus labios, al arquearse en un gesto distendido y alegre, hacen que reluzca su carita llena de jocosa expresividad. Es entonces cuando sentimos que esa idílica estampa debe ser lo que muchos humanos buscan bajo el nombre de felicidad. Pero más allá del propio gesto, el acto de sonrisa en los bebés es un pozo colmado de múltiples beneficios que son decisivos para su desarrollo.

Durante las primeras semanas sonreír para el bebé es un acto involuntario y que utiliza para llamar la atención, igual que el llanto, y así ver saciadas sus necesidades vitales. Pero sí es cierto que se trata de una herramienta natural con la que ya empieza a crear vínculos afectivos con los adultos. Con el tiempo, lo que empieza siendo una leve sonrisa con un gesto espontáneo, se convierte en sonoras carcajadas que nos muestra una risa más consciente que nos indica el nivel de bienestar en nuestro bebé.

Los beneficios que aporta la risa en los niños son innumerables, aunque los vamos a intentar resumir en dos grandes grupos:

  • A nivel físico la risa libera las endorfinas, también conocidas como las hormonas de la felicidad, ayudan a regular el sistema inmunológico, por lo tanto aquellos bebés que se ríen mucho tienen más defensas en su organismo y es más difícil que se pongan enfermos. La risa, además, está relacionada con el sistema límbico que gestiona las respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales que son los que intervienen en el acto de prestar atención, memorizar, etcétera.
  • A nivel psicológico. Los primeros logros del bebé son muy importantes para su desarrollo posterior, por eso cada vez que consigue dar un paso más en su descubrimiento del mundo y autonomía, sonríe. La risa es su forma de premiarse por un avance más en su crecimiento. Un niño que sonríe a los demás mejora, considerablemente, su sociabilidad y empatía.

Por lo tanto, la risa es un síntoma de la evolución natural del bebé. Si ves que tu niño nunca ríe debes llevarle a su pediatra, él es el que va a valorar si pudiera tener algún problema en su desarrollo.

Vía | Crecer Feliz
Foto | Reflexiones diarias


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.