En los bebés sordos la lengua de signos aflora de forma espontánea

En los bebés sordos la lengua de signos aflora de forma espontánea

Escrito por: Sandra    16 octubre 2012     Comentario     2 minutos

Al igual que en el lenguaje oral, los bebés que no oyen pasan por diferentes etapas para expresarse

Como en la mayoría de las afecciones y discapacidades lo más importante es detectar lo más precozmente posible la disfunción con el objetivo de comenzar con tratamientos o para realizar actividades de apoyo en el caso de discapacidad. Los bebés que nacen con sordera profunda tendrán unas necesidades especiales para que la capacidad de expresión se desarrolle al mismo ritmo que el resto de los niños.

Una vez detectada los padres serán el pilar más fuerte en el que se apoyarán los pequeños para expresar sus sentimientos. Estos padres, además de poder acudir a asociaciones donde podrán informarse y recibir consejos de los profesionales con respecto a cómo actuar con sus hijos, tendrán que tener especial cuidado en ciertos aspectos.

Los profesionales recomiendan que se opte por vocalizar de forma muy clara e incrementar la expresión facial cuando hablen con sus pequeños y dándole siempre mayor relevancia a la atención visual. Por otro lado se recomienda que las familias se introduzcan lo antes posible en la lengua de signos para ir familiarizándose con ella. Y por último se recomienda dejar que los bebés interactúen siempre que sea posible con otras personas sordas para que tengan un modelo de referencia en cuanto al lenguaje.

Por otra parte habrá que dejar libertad de expresión en sus primeros inicios para que el bebé se comunique a su manera e igualmente prestar mucha atención a sus señas para poder satisfacer sus requerimientos. Las etapas por las que pasan los bebés sordos son similares a los bebés oyentes. Entre los nueve y los doce meses comenzarán a utilizar sus manos para expresarse (al igual que el resto de bebés que comienzan a señalar lo que quieren). A partir del año los bebés empiezan a incorporar sus propios gestos que implicarán un significado u otro. Finalmente entre los diecisiete y los veintidós meses los niños serán capaces de expresar frases cortas combinando algunas señas.

Vía | Eroski Consumer
Foto | Discapacidad online


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.