Un bebé en casa, más marcas en la nevera

Un bebé en casa, más marcas en la nevera

Escrito por: Mónica M. Bernardo    16 febrero 2010     3 Comentarios     2 minutos

Según un estudio, la llegada de un bebé a la familia hace que los hábitos consumistas de la misma cambien de manera drástica buscando mayor calidad y confianza en las marcas que compran. Esto se nota principalmente en la nevera, ya que la alimentación de sus pequeños es una de las cosas que más preocupa a los papás.

Una circunstancia que se mantiene pese a la situación económica que estamos atravesando. Sin olvidarnos de la carga presupuestaria que supone la llegada de un bebé al hogar, unos 1.400 euros anuales, según el informe. Unos gastos elevados a los que hay familias que no pueden hacer frente, incluso con el tan traído y llevado cheque-bebé, cuyas tres cuartas partes (el 70 por ciento) se esfuman poco después del nacimiento del bebé.

El estudio del que hablamos es una investigación realizada por Worldpanel Baby que mide las compras de los hogares con bebés de hasta 36 meses, y cuyos resultados se mantiene a pesar de la mala situación económica que vivimos y que también afecta a los artículos para el bebé.

Ahondando en los datos que ofrece, las marcas líderes son las que más crecen en la cesta de la compra de los padres con hijos de hasta tres años. Siendo el agua envasada, los yogures, la leche y los batidos, así como las galletas los artículos que tienen más peso en esas compras. Aportando cifras, los hogares con bebés compran un 16 por ciento más de agua frente a las casas en las que no hay niños; un 9,9 por ciento más de yogures; un 9,1 por ciento más de leche y batidos; y un 2,7 por ciento más de galletas.

La búsqueda de calidad y confianza les lleva a realizar compras de productos frescos directamente en el canal especialista, subraya el estudio. Destacan los alimentos frescos que el consumidor percibe como más saludables: fruta, hortalizas, leche, pescado, agua, yogures… Del mismo modo, se ve reducida la compra de café tostado, bebidas refrescantes, bebidas alcohólicas, congelados o conservas.

Unos cambios que si bien no afecta al montante final de dinero que se gasta, sí a los hábitos consumistas de las familias. La investigación concluye que los sectores que se ven más afectados son la alimentación y la droguería y perfumería, dos áreas en las que los padres ponen especial énfasis cuando se trata del cuidado de su bebé. Sobre los cambios en el segundo apartado os lo contamos en otro artículo.

Vía | Marketing Directo
Foto | Opción Web


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.