Baberos de usar y tirar, muy prácticos y cómodos

Baberos de usar y tirar, muy prácticos y cómodos

Escrito por: Mónica M. Bernardo    13 diciembre 2010     Comentario     2 minutos

Si eres una madre experimentada, ya sabes que salir de casa con un bebé acarrea una serie de procesos que puede llegar a saturar. Por ese motivo, hay que intentar llevar las menos cosas posibles, aunque sin olvidarse de las imprescindibles. Y, dentro de estas últimas, sólo debemos cargar con las más prácticas y las menos pesadas.

Dentro de este último concepto están los baberos desechables. Todo un invento que da muy buenos resultados. A la vista está que, cada vez, son más las marcas que se suben a este carro y los comercializan. Resultan lo suficientemente resistentes, fáciles de manejo, no ocupan espacio, lo tiras cuando está sucio y, además, son bastante económicos.

Los primeros que aparecieron en el mercado eran un poco más caros, pero como con todo, en el momento en el que son ya varios los fabricantes los precios bajan. También eran más aparatosos pero poco a poco han ido saliendo cada vez más perfeccionados y con diseños muy elegantes y divertidos.

La base del babero es un papel, de varias capas, plastificado por la zona de debajo (la que está en contacto con el cuerpo del peque) y con la forma del cuello para adaptárselo al bebé. El modo de sujeción y cierre consta de un par de tiras adhesivas que se pegan o bien a la ropa del niño a la altura de los hombros, o bien entre ellas (como el cierre de un babero habitual), aunque son los menos.

Un sistema similar al del cierre de los pañales pero con menos agarre. De hecho no hay problema pegarlos en la ropa ya que el pegamento no es muy fuerte y no deja señales.

La mayoría vienen preparados con una doblez en la parte inferior para que caigan ahí las migas o gotas que pueda tirar el bebé mientras come, de modo que evitará que se manche la ropa. Son muy suaves al tacto, por lo que puedes limpiar a tu bebé con total libertad sin miedo a hacerle daño.

Además, cuentas con diseños de lo más divertidos, dibujos, muñecos, formas geométricas, figuritas de Pocoyo… Incluso también hay diseños muy discretos y elegantes si el momento elegido para utilizarlo es un evento algo más especial como el bautizo del niño, una boda, comunión, etcétera.

Como os decía los tienen muchas casas comerciales. Yo los he visto de la marca Prenatal, El Corte Inglés, Chicco, Difrax, Carrefour, Tigex, Babymoov… y vienen a costar entre unos seis y 10 euros el paquete de 20 baberos aproximadamente. Verás que para determinadas ocasiones vale la pena. ¿Te animas a probarlos?

Foto | Bee-Bee


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.