Aprendemos a andar como el resto de animales

Aprendemos a andar como el resto de animales

Escrito por: Sacra    23 noviembre 2011     Comentario     1 minuto

Los seres humanos aprendemos a andar como las ratas, los monos, los gatos o las gallinas de Guinea.

El ser humano es el único animal que camina erguido apoyándose en sus extremidades inferiores, pero su evolución, desde el nacimiento hasta su total aprendizaje en el caminar, no se diferencia tanto en algunos animales, no en vano se dice que aprendemos igual que, por ejemplo, las ratas.

Y a esta conclusión han llegado unos investigadores de la Universidad de Roma y Minnesota. Su trabajo publicado en la revista “Science” nos habla de una idéntica conexión neuronal, tanto en algunos animales como en humanos, responsable del control del movimiento y actividad motora. No hay que olvidar que los científicos conciben el sistema neuronal como si se tratara de un complejo circuito eléctrico de neuronas conectadas en red que se envían información unas a otras para ejecutar ciertas órdenes.

Los investigadores estuvieron observando la actividad neuronal en los bebés que ya se inician en el paso, de este modo comprobaron que su médula espinal lanza distintas órdenes para que se produzca el hecho de andar. Primero ordena a las piernas doblarse y extenderse para después pedir que se alternen y, de este modo, avanzar.

Estos circuitos neuronales que son los que dictan la actividad han sido descubiertos de forma idéntica en otros animales como ratas, monos, gatos e, incluso, gallinas de Guinea. Por lo que se piensa que esos primeros inicios al paso es común para todos aunque, evidentemente, el ser humano acaba erguido, sobre sus dos extremidades inferiores, mientras que el resto de animales continúan en sus idénticas posiciones.

Vía | ABC
Foto | Crecer Feliz


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.