El agua del grifo de Japón no es apta para los bebés

El agua del grifo de Japón no es apta para los bebés

Escrito por: Sacra    23 marzo 2011     3 Comentarios     2 minutos

Después de una tragedia natural tan devastadora como la sufrida en Japón hace unos días, ahora empiezan a aflorar las graves consecuencias de este desastre. Por eso cualquier medida es necesaria para evitar que la cifra de tragedias aumente, sobre todo porque, las radiaciones nucleares pueden resultar ahora un impedimento añadido para la recuperación del país.

Hemos sabido que el gobierno metropolitano de Tokio ha advertido que los niveles de yodo encontrados en el agua corriente japonesa, contiene unos altos niveles de radiaciones, al comprobar que el nivel de yodo supera con creces lo recomendado para el uso humano y, muy especialmente, para el de los niños.

Al parecer esta grave anomalía ha sido encontrada en una depuradora que está situada al norte de Tokio por lo que el gobierno se ha apresurado en aconsejar a los padres que eviten, en sus niños, la ingesta de la misma. Y es que si para los más pequeños el límite de yodo en agua es de 100, el encontrado supera los 200, con lo cual ya resultaría dañino para su organismo. No así en los adultos que toleran hasta un máximo de 300.

Pero además del agua, hay otros muchos alimentos que deben evitar y que, según su lugar de cultivo, cercano a las centrales nucleares afectadas, presentan niveles de radiaciones importantes. Así nos encontramos con que las espinacas, brécol o col producidas al noreste de Japón no se deben consumir; además de leche y perejil de Ibaraki, donde también se ha hallado grandes dosis de sustancia radioactiva.

Desde el gobierno japonés comunican que sólo se trata de una medida de seguridad y prevención y que, esperamos, sirva para que estos momentos amargos se sobrelleven con más tranquilidad.

Vía | La Vanguardia
Foto | El mundo


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.