Aghhh, ¡qué asco!, ¡qué náuseas!

Aghhh,  ¡qué asco!, ¡qué náuseas!

Escrito por: Alina    24 noviembre 2008     3 Comentarios     2 minutos

Puaj, qué náuseas, qué mal cuerpo, hoy me he levantado un poco revuelta, me dijeron que se pasaban sobre la semana 14-16, pero creo que en mi caso, están durando más de la cuenta (estoy en la 32). Aunque claro, también tengo amigas cuyas madres estuvieron vomitando hasta el mismo día del parto,… así que trataré de no preocuparme y, sobre todo, de no estresarme.

Las náuseas durante el embarazo son uno de los síntomas más frecuentes, normalmente aparecen en el primer trimestre y son debidas a la elevada concentración de la hormona gonadotropina coriónica humana (la que detectan los tests de embarazo).

Además, sus altos niveles también pueden alterar nuestro olfato y convertirnos en auténticos sabuesos para detectar olores (lo malo es que a veces olemos tanto y tan fuerte que más que agradarnos hacen que nuestras náuseas aumenten). No siempre las náuseas son matutinas, también pueden durar todo el día o producirse por la tarde. No hay una regla para ello, aunque lo común es que se produzcan a primera hora del día.

Cada mujer vive el embarazo de forma diferente, de hecho, incluso, cada embarazo no tiene por qué parecerse al anterior. Puede que no hayas tenido náuseas ni vómitos en el primero, y en el segundo te duren los nueve meses,…

Ahora, remedio, lo que se dice remedio, pues tomarse las cosas con calma y tratar de comer siempre que se pueda, tratando de que el estómago no esté vacío (no podemos permitirnos una hipoglucemia). Además, es fundamental consultar con nuestro médico lo que nos ocurre para que él pueda o prescribirnos alguna medicina para aplacar nuestro estómago que no afecte a nuestro embrión o directamente tomar otras medidas sin son necesarias (como un posible ingreso hospitalario si los vómitos son muy intensos).


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.