Adoptar: un acto de amor

Adoptar: un acto de amor

Escrito por: Sacra    6 marzo 2009     10 Comentarios     2 minutos

Si estás pensando en la adoptar un niño hay algunos aspectos que debes tener en cuenta. Los trámites burocráticos suelen ser bastante lentos y, según en que zonas, más o menos complicados. Pero más allá de toda legalización, de toda barrera gubernamental, está vuestro deseo y vuestra responsabilidad como futuros padres.

Tenemos que pensar que ser padres nos cambia la vida totalmente. No importa que sea biológico o adoptado, el proceso de crianza y educación de un ser humano es un acto de amor, lleno de matices, que nunca ha de estar manchado por ningún otro interés. Hay parejas que optan por la adopción con el fin de ser útiles a la sociedad, por lo tanto, convierten su tarea de padres en un acto solidario. Grave error. Los niños necesitan de amor, protección y entrega absoluta. Por eso, sería bueno plantarnos la pregunta de ¿a quién vamos a beneficiar con esta adopción?

Si estáis decididos a optar por la adopción, lo mejor es acudir a la Oficina de Protección a Menores de vuestras comunidades autónomas. Allí tendréis que rellenar una serie de informes y solicitudes que, más tarde, pasarán a valorar los técnicos. Una vez aprobado tendréis que pasar las pruebas de idoneidad, que vienen a ser una especie de confirmación de que vuestra pareja está “sana” y sois personas “equilibradas”.

Podéis elegir entre adoptar en España o hacerlo en el extranjero. Para ello es importante tener en cuenta varios factores. El tiempo no es el mismo para unos que para otros. La adopción nacional está tardando unos 9 años; en los países del Este, entre ocho y veinte meses; en Hispanoamérica, de ocho a treinta meses y en Asia, de ocho a quince meses. Si os decidís por el extranjero tendréis que valorar los gastos de desplazamiento, el tiempo ha invertir, etcétera.

Sea como sea y desde donde proceda, lo importante es que sepamos cubrirle todas las necesidades físicas y emocionales con el cariño que se merece. Ser padres es una hermosa tarea que se ha de elegir libremente.

Vía | Guía infantil


un comentario

  1. Emilio dice:

    Me parece perfecto que defiendan el acto de Adoptar y que crean que es un Acto de Amor…..siempre.Yo coincido con ustedes en que lo es…..Cuando hay genuinos deseos de Adoptar por parte de los dos padres.Por desgracia la realidad es más cruda: Hay casos de Padres o Madres que no quieren a sus hijos y los entregan a gente que por hacerles un favor aceptan, NO porque hayan querido ser padres o porque quieran realmente al Hijo Adoptivo.El mismo caso de tíos o tías.Gente Psicópata hay en todos lados.Esto las páginas y los blogs que hablan sobre Maternidad, Paternidad y/o Adopción no lo dicen, como si no supieran que esto ocurriera o quisieran que la gente no se enterara.Es como pensar que una mujer por el sólo hecho de haber dado a luz es una buena persona.Hay casos en que no es así.Hay casos de mujeres que abandonan a su hijo recién nacido en la calle o a orillas de un río (y no me refiero a Moisés) Aquí en Buenos Aires hace unos años apareció una beba abandonada a orillas del Río Reconquista, un río casi tan contaminado como el Riachuelo Porteño (aquel tan querido por Quinquela Martín) Afortunadamente la beba fue rescatada y criada por personas que la quieren y le dan amor.Por desgracia hay casos que no terminan tan bien, como el de una mujer policía que dio a luz un hijo en el baño de una Estación de Servicio y la dejó tirada, por suerte se lo pudo salvar a tiempo.También hay Hijos Adoptivos no queridos por alguno de sus padres de Adopción.Tal vez porque son Psicópatas y no pueden sentir amor o cariño hacia el ser que por la Gracia de Dios o por rechazo de gente mala como ellos llegaron a adoptarlo.Hay casos así.Aunque parezca increíble.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.