Acelgas y espinacas para el bebé, mejor a partir del primer año

Acelgas y espinacas para el bebé, mejor a partir del primer año

Escrito por: Sacra    10 julio 2015     Sin comentarios     2 minutos

Según un informe realizado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, es necesario tener ciertas precauciones con verduras como las acelgas, espinacas o borrajas en la alimentación de los bebés. Las recomendaciones nos piden que las introduzcamos a partir del año y en pocas cantidades.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha elaborado un informe sobre la introducción de ciertas verduras de hoja verde en la dieta de nuestro bebé, como son las acelgas y las espinacas. Si bien conocemos sus amplios beneficios y que suelen ser portadoras de estupendos nutrientes necesarios para un perfecto desarrollo, también nos encontramos con algún inconveniente, sobre todo por la presencia de los nitratos en su composición.

Los nitratos se transforman, en nuestro organismo, en nitritos que, al parecer, en grandes cantidades pueden originar diversos problemas de salud. El más común es la Metahemoglobinemia, un trastorno que afecta a la distribución del oxígeno a través de nuestro cuerpo. Es por ello que los bebés que la padecen presentan un tono azulado de piel. Esto sucede porque los bebés presentan una menor acidez en su estómago. Aunque en ningún momento se descarta su consumo, sí debemos seguir algunas pautas sobre todo cuando hablamos de bebés.

Según la AESAN las recomendaciones para poder disfrutar de estos alimentos con total seguridad son las siguientes:

  • Esperar a incluir estas verduras: acelgas y espinacas, a partir del primer año de nuestro bebé.
  • En el caso de hacerlo antes de los doce meses, tener en cuenta que sea en cantidades mínimas, como máximo el 20 por ciento del total de alimentos del plato.
  • A partir del primer año y hasta los 3, no dar más de una ración al día de esta verdura.
  • Si el niño presenta cualquier problema estomacal o tiene una infección gastrointestinal, evitar estas verduras ya que las bacterias son más sensibles a los nitratos.
  • Una vez cocinadas no mantener a temperatura ambiente ya que es fácil que los nitratos se conviertan en nitritos. Si las vamos a usar ese mismo día, conservarlas en el frigorífico, sino en el congelador.
  • Otra verdura que también contiene altas dosis de nitratos y que hay que evitar y moderar su consumo en los bebés son las borrajas.

Vía | Consumer
Foto | Pixabay – pixel1


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.