A mi bebé no le ha crecido el pelo todavía

A mi bebé no le ha crecido el pelo todavía

Escrito por: Sacra    1 junio 2009     3 Comentarios     2 minutos

Si ves que acabas de celebrar el primer cumpleaños de tu bebé y todavía no luce una bonita cabellera, no debes preocuparte. El crecimiento del cabello no es igual en todos los niños, por lo tanto no vamos a agobiarnos y asumiremos que cada uno lleva su propio y particular desarrollo capilar.

El cabello en nuestro pequeño, empieza a formarse en el útero materno, durante el último trimestre de gestación, pero este pelo que nace durante la gestación, llamado lanugo, se cae a los pocos días del nacimiento de nuestro bebé. De todos modos este proceso tampoco es igual para todos y, en algunos, se puede convertir en semanas o, incluso, meses. Tampoco sucede igual en todas las zonas de la cabeza, la parte cercana a la nuca, debido a su roce con las sábanas, está casi siempre pelada.

Durante el primer año los bebés tienen el pelo muy fino y en poca cantidad, los hay incluso que están completamente calvos. No hay problema. La alopecia en niños pequeños sólo significa que la raíz del cabello está en plena maduración, pero no significa, como muchos creen, que están mal alimentados o es síntoma de ‘extrañas carencias’. Ten en cuenta que, hasta los 18 meses no podremos saber si nuestro niño va a ser de los de cabellera espesa o, más bien, clarita.

Pero si tu pequeño es ‘pelón’, más allá de preocuparnos por la abundancia de su cabello, lo mejor que podemos hacer es cuidar su cuero cabelludo, ya que al tenerlo desprotegido está más expuesto a los agentes externos. Debemos, por ejemplo, lavarle la cabeza a diario. Para ello utilizaremos el jabón específico para bebés con Ph neutro. También vamos a aprovechar, mientras le lavamos la cabecita, para darle un masaje. Con las yemas de los dedos y muy suavemente, haremos movimientos circulares por todo el cuero cabelludo, esto le ayudará a activar el riego sanguíneo y a relajarse. Y, vital para todos pero para el tuyo mucho más, no salgas a la calle sin protegerle con una gorra. Ésta le va a proteger de la insolación además de posibles quemaduras o enrojecimientos en su cuero cabelludo.

Vía | Crecer Feliz


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.