A colorear

A colorear

Escrito por: Belén    10 febrero 2009     13 Comentarios     2 minutos

Un niño y un lapicero de colores, son amigos inseparables. Dibujar y pintar forma parte del desarrollo del niño y de su crecimiento emocional. Las pinturas le ayudan a entrenar la motricidad fina y la coordinación mano-ojo.

Hasta pasados los tres añitos, los dibujos del niño serán trazos sueltos primero, y círculos después. Como decimos siempre, cada niño se desarrolla a su ritmo, y puede haber bebés capaces de imitar formas, como una cruz, antes de esa edad y otros que tarden más tiempo.

Lo primero que aprendemos los padres es que para un niño cualquier superficie es buena para garabatear. Papel, mesas o incluso la pared pueden quedar transformadas por nuestros pequeños artistas. Evitarlo es cuestión de estar encima, darles opciones e ir enseñándoles donde pueden expresarse y donde no.

La elección de las pinturas dependerá de la edad del niño. Cuando es pequeño, las que le permiten pintar con los dedos son ideales. Según se hace mayor buscaremos ceras y lapiceros un poco gruesos para que los agarre con facilidad. Existen rotuladores para niños mayores de un año que se limpian con un poco de agua. Con las tizas hay que tener cuidado de que el niño no se las meta en la boca.

En principio cualquier papel es bueno, cuanto más grande mejor. Si os sirve de ayuda, yo cubro la mesa con papel de estraza. Le encanta porque los límites son mayores que la envergadura de sus bracitos. Puede que le guste más colorear o rayar dibujos de sus personajes favoritos. En internet hay varias páginas desde la que puedes imprimirlos. Una de mis preferidas es Colorear. Tienen imagenes de casi todos los personajes de dibujos animados. Seguro que encuentras el favorito de tu niño.

Más información | Terra


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.