¿Cómo deben ser los zapatos para gatear?

¿Cómo deben ser los zapatos para gatear?

Escrito por: Rebeca    6 noviembre 2018     Sin comentarios     2 minutos

Cada bebé se mueve por el instinto y algunos de ellos se saltan el paso de gatear. Los expertos recomiendan no comprar zapatos especiales para gatear.

La mayoría de los niños aprenden a gatear entre los 6 y los 10 meses. Pero algunos nunca lo hacen, prefiriendo deslizarse apoyándose en el estómago o caminar directamente. No importa lo que hagan, lo más importante es que los bebés se muevan. Pero, ¿cuál es el mejor calzado para los bebés que empiezan a gatear? Presta atención a este artículo para conocer los puntos de vista de los expertos.

¿Es necesario comprar zapatos para gatear?

Colocar calzado en los bebés puede ser negativo. Los pies de los más pequeños son un instrumento para conocer el mundo exterior durante los primeros meses de su vida. Para ello, los bebés manipulan sus pies con las manos e incluso llegan a introducírselos en la boca.

Por este motivo, no deberíamos reprimir la sensibilidad táctil de los pies calzándoles, ya que estos transmiten información del mundo exterior, enviando sensaciones de temperatura o texturas y favoreciendo el desarrollo psicomotriz del bebé.

En todo caso, para asegurarnos una correcta formación del arco de los pies de los niños, deberemos optar por zapatos para gatear de suela blanda, que protejan sin penalizar su libertad de movimiento. A medida que el bebé crece hay que dejarle andar descalzo por la casa para que pueda tocar y sentir el suelo. También para que pueda desarrollar la información sensorial adecuada, para que fortalezca sus músculos y desarrolle correctamente el arco de ambos pies.

Por ello, los zapatitos de cortes bajos son recomendables para el desarrollo de ligamentos y músculos alrededor del tobillo. Teniendo estos datos en cuenta, es normal que los médicos recomienden tantas veces calzado con suela blanda, porque imitan el efecto de caminar descalzo, pero van protegidos, especialmente en invierno. Sin embargo, sobre todo si es verano y estamos en casa, es muy recomendable dejar que vayan completamente descalzos.

Solo tendremos que tener en cuenta que un bebé gateando puede encontrarse con muchos peligros. Asegúrate de que tu casa esté a prueba de niños, prestando especial atención a las escaleras, pues suelen ser un foco de atención para los más pequeños. Y por último, no olvides consultar con los profesionales de la salud especializados en podología y pediatría para asegurarte de que atiendes a las necesidades de tu bebé correctamente.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.