5 consejos para no perder una amistad después de ser madre

5 consejos para no perder una amistad después de ser madre

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    20 julio 2021     3 minutos

En ocasiones, el inicio de una nueva etapa de la vida está acompañado por el distanciamiento de amigos que no encuentran su lugar en las nuevas circunstancias

Hoy celebramos el Día del Amigo. La palabra amistad es especialmente significativa en momentos importantes de la vida. Y, sin embargo, también puede ocurrir que sea en procesos de cambio personal cuando algunos amigos se distancien. El embarazo y la etapa inicial de la maternidad plantean unas circunstancias concretas que influyen de forma directa en la realidad de la propia amistad.

Aunque el afecto hacia los amigos sigue siendo el mismo, las variables individuales hacen que sea difícil compartir tanto tiempo como antes. ¿Qué hacer para no perder una amistad verdadera en esta etapa? En Uno más en la Familia te damos algunas ideas.

1. Hazle partícipe de este momento de tu vida

Y de los cambios que se producen en tu existencia. Los cambios más profundos son aquellos que se sienten a nivel interno, es decir, forman parte del universo emocional. Y puedes hacer partícipe a un amigo de los miedos, ilusiones y esperanzas que te acompañan en este camino. Cuando depositas tu confianza en alguien, le ofreces un regalo que un amigo verdadero valora de forma positiva.

Amigas Y Maternidad

2. Expresa lo importante que es para ti su amistad

Tu hijo ha llegado a tu vida y ha cambiado tu historia para siempre. Pero tu felicidad no se reduce al rol de madre. Los amigos son compañeros de viaje y, por tanto, es positivo que expreses tus sentimientos de admiración, gratitud y afecto. No creas que el otro tiene la capacidad de adivinar cómo te sientes. No supongas que sabe cuánto significa en tu vida.

3. El cambio de circunstancias no determina tu realidad

Los factores externos sí influyen en la realidad de una amistad, pero no la determinan cuando el sentimiento es correspondido. Las circunstancias de ahora no son las de antes. No compares el escenario reciente con el de antes de la maternidad.

Simplemente, intenta cultivar la amistad a partir de la situación presente. No te enfoques en las excusas, cultiva las soluciones. El cambio de circunstancias no determina la realidad, pero sí es positivo que cada uno pueda exteriorizar cómo se siente con la nueva situación. Por ejemplo, quizá un amigo se sienta desplazado y necesite verbalizar ese sentimiento.

4. Fluye con la amistad

En ocasiones, quizá un amigo se distancie durante un tiempo porque sabe que ahora mismo tienes otras prioridades. Pero nada es definitivo. Cuando existe una base sólida en una relación es probable que pronto se produzca un reencuentro.

Amistad Y Maternidad

5. Comprométete con aquello que depende de ti

Tal vez compartas más tiempo con amigos que se encuentran en tu misma etapa vital. Pero no reduzcas la esencia del vínculo a esta cuestión. Cuida de la relación que mantienes con personas que son verdaderamente importantes para ti, porque esos son los lazos que nutren la felicidad.

Sin embargo, es importante que ajustes tus expectativas a la realidad. No te comprometas con cuestiones que no puedes controlar. La esencia de la amistad reside en la reciprocidad. Dar y recibir son los ingredientes necesarios para que la relación siga viva para siempre.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.