5 consejos para cultivar una afición después de ser madre

5 consejos para cultivar una afición después de ser madre

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    13 junio 2022     3 minutos

Cultivar un hobby personal es la fórmula ideal para disfrutar de un tiempo propio después de ser madre: ¿Cómo integrar esta idea en la práctica?

Existen muchos aspectos que, en ocasiones, quedan en un segundo plano después de la maternidad. Incluso, se produce una renuncia cuando la madre se aleja de aquellas aficiones que antes cultivaba. Sin embargo, tener una afición personal es una experiencia muy positiva que repercute en la autoestima y, por otra parte, en el vínculo con el bebé. Es un momento de desconexión y evasión que eleva el ánimo. Y, por tanto, está acompañado por el reencuentro posterior.

Cultivar una afición personal y mantenerla en el tiempo, en ocasiones, parece un desafío. En Uno más en la Familia te damos las claves para perseverar en el proceso.

1. Cultiva un interés previo o descubre una nueva propuesta

Es posible caer en la generalización de afirmar que todas las personas tienen un hobby. Pero eso es algo que no siempre sucede en la práctica. En ocasiones, el espacio destinado a las aficiones queda ocupado por otras facetas de la vida. En cualquier caso, siempre es un buen momento para descubrir nuevas experiencias.

2. Comparte el hobby en compañía

Tal vez conozcas a otras amistades de tu círculo cercano que practican esa afición. En ese caso, la actividad puede convertirse en un punto de encuentro que unifica la diversión y el fortalecimiento de la relación. Además, hay otros espacios en los que tienes la posibilidad de coincidir con perfiles que quieren desarrollar esa afición. Es decir, consulta la oferta de cursos y talleres impartidos por los centros culturales del lugar en el que vives. Lee la programación prevista y elige el horario que mejor se ajuste a tu agenda. Si lo prefieres, actualmente dispones de propuestas que se imparten de forma online.

Consejos Para Cultivar Una Aficion Despues De Ser Madre

3. No desistas ante los obstáculos

El verdadero reto de cultivar una afición no reside en comenzar el proceso, sino en continuar con el camino. La organización del tiempo tras la maternidad es tan exigente que los imprevistos y ocupaciones pueden hacer que la idea de realizar un plan quede en un segundo plano. Mantén tu capacidad de adaptación al cambio para transformar las dificultades en oportunidades. Date el permiso de disfrutar de ese espacio propio que es necesario y beneficioso.

4. Implícate en proyectos realistas

En cualquier proyecto a corto existen alternativas que resultan inviables en la práctica. Comprometerte con una opción que es poco realista en función de tus circunstancias, es una forma de autoboicot. Por el contrario, concretar un objetivo alcanzable es un acierto. De este modo, es recomendable que explores la realidad para identificar oportunidades que se alinean con tus intereses y tus posibilidades.

Cultivar Una Aficion Despues De Ser Madre

5. El tiempo invertido hace que esa afición sea más significativa todavía

Existen pasatiempos que se convierten en determinantes en la vida de una persona y que comenzaron con un pequeño primer paso. En la etapa inicial no puedes saber todo aquello que una propuesta va a aportar a tu destino. Por ello, es aconsejable que te des el tiempo necesario para perseverar, progresar y evolucionar. De este modo, tomas decisiones basadas en la experiencia en lugar de anticiparte en las conclusiones.

Sin duda, es aconsejable cultivar una afición después de ser madre. La fotografía, el dibujo, la jardinería, el arte, la escritura, el deporte, el cine, la música, el baile, el teatro o la lectura pueden inspirarte. ¿Qué otros pasatiempos te gustaría recomendar?


Comentarios cerrados