5 consejos para amar tu cuerpo durante el embarazo y el posparto

5 consejos para amar tu cuerpo durante el embarazo y el posparto

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    10 julio 2024     3 minutos

¿Cómo elevar tu autoestima a través del amor y el respeto hacia tu propio cuerpo durante el embarazo y el posparto? ¡5 consejos para sentirte bien ante el espejo!

La relación que cada persona establece con su cuerpo puede perfeccionarse a través de la aceptación, el respeto, la admiración y el amor. Sin embargo, la idealización y la perfección del concepto de belleza impactan de forma notable sobre el cuerpo femenino como reflejan los estereotipos sociales (aunque empiezan a superarse a través del aprendizaje, la reflexión y la toma de conciencia). El cuerpo tiene su propio lenguaje no verbal para expresar por medio de diferentes cambios aspectos específicos como el paso del tiempo.

Los cambios que se enmarcan dentro del aspecto físico también pueden formar parte de una etapa determinada de la vida (y no solo durante la adolescencia). El embarazo y el posparto, de hecho, reflejan la belleza de la maternidad. Sin embargo, el encuentro con el espejo no siempre resulta tan agradable a nivel interno. Por ejemplo, hay personas que evitan mirar algunas zonas concretas o juzgan de manera negativa su propio reflejo. ¿Cómo amar tu cuerpo durante el embarazo y el posparto?

1. No necesitas un cuerpo ideal para admirarlo durante el embarazo y el posparto

En primer lugar, no existe el cuerpo perfecto, aunque haya algunas características que según tu punto de vista te parecen especialmente bellas. Sin duda, la belleza está muy presente en el cuerpo de una mujer que ha sido madre a través de esa expresión de vida. Hay diferentes lecturas en torno al significado de lo que implica la belleza. Pues bien, más allá de la primera impresión o la dimensión más superficial, es importante dotar de un significado más profundo un concepto que, en última instancia, es verdaderamente pleno cuando se alinea con el bienestar y la autoestima.

2. Guarda tus fotografías de esta etapa (serán un tesoro cuando pase el tiempo y recuerdes el embarazo y el posparto)

La forma en la que una mujer se percibe a sí misma puede evolucionar y cambiar a lo largo del tiempo. Muchas personas de avanzada edad perciben la belleza de sus fotografías de juventud y comparten una reflexión importante: en aquel tiempo no se valoraban del mismo modo. Sin embargo, desde la perspectiva de una nueva edad, aquellas inseguridades y rasgos que se vivían como pequeñas imperfecciones, adquieren otra lectura. Pues bien, guarda tus fotografías de embarazo y maternidad como un tesoro muy especial.

Consejos Para Amar Tu Cuerpo Durante El Embarazo Y El Posparto

3. No compares tu cuerpo con el antes o el después

Hay muchas comparaciones a nivel físico que van más allá de la referencia al otro. Hay comentarios que generan una presión añadida sobre una misma. Aquellos que parecen hacer referencia a una imperfección continua al poner en perspectiva la situación actual con un tiempo previo o con el estado deseado a medio plazo. Acepta tu cuerpo tal y como es en cada momento y cuídalo durante el embarazo y el posparto.

4. Crea una distancia con las críticas o los comentarios negativos sobre el físico en el embarazo y el posparto

Aunque la mayor parte de las personas que te rodean no se caractericen por hacer críticas o comentarios negativos, conviene crear una distancia ante ese tipo de comentarios porque, aunque sea de forma puntual, pueden producirse en el entorno presencial y en las redes sociales.

Consejos Para Amar Tu Cuerpo En El Embarazo Y El Posparto

5. Cuidado integral durante embarazo y posparto: físico, emocional, psicológico, social y afectivo

El fortalecimiento de la autoestima materna no viene de la atención continua al aspecto físico. El cuidado corporal debe integrarse dentro de un estilo de vida que contempla otros factores clave en el bienestar personal a nivel emocional, psicológico, social y afectivo.

¡Ama tu cuerpo y a ti misma en cada una de las etapas de tu vida! Observa la luz que hay en tu rostro cuando sonríes o siente tu conexión con el presente cuando respiras profundamente.


Comentarios cerrados