5 beneficios de las reuniones familiares de disciplina positiva

5 beneficios de las reuniones familiares de disciplina positiva

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    20 junio 2022     3 minutos

Existen numerosas herramientas de disciplina positiva: ¿Qué son las reuniones familiares, para qué sirven en la práctica y qué beneficios aportan?

La disciplina positiva ofrece diferentes herramientas para mejorar el diálogo en casa. Las reuniones familiares son un ejemplo de ello. Es un término que hace referencia a aquellos encuentros que se programan con una frecuencia semanal para tratar diferentes asuntos.

Es una dinámica que, cuando se convierte en hábito, refuerza el arraigo. Es decir, padres e hijos comparten tiempo en común. Cada uno es importante en sí mismo y tiene su propia voz. Por otra parte, experimentan un sentido de pertenencia.


Que Son Las Reuniones Familiares De Disciplina Positiva

Cómo se organiza una reunión familiar de disciplina positiva

El comienzo de la sesión pone el acento en la expresión de palabras de gratitud. Cada uno transmite a sus seres queridos algún mensaje concreto para darle las gracias por un hecho objetivo. Los niños también forman parte de la experiencia cuando están preparados para ello. Generalmente, empiezan a implicarse más a partir de los 4 años. Sin embargo, el tiempo previo a ese momento ha sido vital para su aprendizaje. Aunque no lo haga de una forma tan activa, el peque está presente durante la sesión, observa el ejemplo de adultos y aprende una rutina familiar. Si el bebé todavía es muy pequeño, el tiempo de la reunión puede concretarse en un momento en el que él está descansando.

Las reuniones no se improvisan, sino que se planifican. Es decir, es esencial concretar el día, el tiempo de duración y la hora. Del mismo modo, es aconsejable que la sesión se desarrolle en una habitación en la que no hay distracciones externas. De este modo, los presentes se centran en la conversación. En las reuniones hay un moderador que reparte de forma equitativa los turnos de palabra. Un reloj de arena es un recurso visual que puede utilizarse para gestionar el control del tiempo.

Es recomendable anotar en una agenda familiar cuestiones de interés que pueden tratarse en una próxima reunión. Por ejemplo, discusiones entre hermanos, aspectos a mejorar en la convivencia y organización de las tareas de la casa. ¿Y qué ocurre cuando el niño no sabe escribir, pero sí quiere plantear una cuestión? En ese caso, cuenta con la colaboración del adulto. ¿Qué beneficios ofrecen las reuniones familiares de Disciplina Positiva? Lo comentamos en Uno más en la Familia.

Reuniones Familiares En Disciplina Positiva

1. Un espacio que da voz a niños y adultos

Este es uno de los principales beneficios. Es un entorno en el que la palabra se convierte en la verdadera protagonista. ¿Qué ocurre cuando una persona se siente escuchada y nota que su criterio se tiene en cuenta? Su autoestima crece.

2. Aprender a escuchar

Las reuniones ofrecen el espacio ideal para compartir con los demás. Previamente hemos comentado que dan voz a adultos y niños. Pero también ponen en valor la escucha y la atención hacia las necesidades del otro. Es decir, son reuniones que buscan el bien común.

3. Tienen un enfoque positivo

Como ya hemos mencionado, cada sesión comienza con un espacio de gratitud. Además, la conversación se centra en la búsqueda de soluciones. La cooperación, el respeto, la empatía, la amabilidad y la asertividad se ejercitan en la práctica. Se plantea el núcleo de la cuestión y se expone una lluvia de ideas con las posibles soluciones al problema.

4. Respetan la libertad individual

La participación en una reunión no es obligatoria. Quizá alguien esté enfadado y no desee vivir la experiencia. La implicación es positiva, pero no debe abordarse como si fuese obligatoria.

Beneficios De Las Reuniones Familiares De Disciplina Positiva

5. Hacer un seguimiento de los asuntos tratados anteriormente

Generalmente, las reuniones se programan con una frecuencia semanal. Por tanto, son ideales para tratar los asuntos pendientes y, también, para hacer un seguimiento de otras cuestiones analizadas anteriormente. Es una herramienta de comunicación que se centra en el presente: no es posible modificar el pasado, pero sí es viable encontrar soluciones para tratar las dificultades actuales.

Las reuniones familiares de disciplina positiva, por tanto, abren la puerta del diálogo y el entendimiento.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.