24 febrero 2010 Lactancia, Noticias, Nutrición, Recién Nacido

Nace una guía para entender la composición de las leches de fórmula
Las leches de fórmula son cada vez más completa y tienen en su composición más nutrientes fundamentales para los bebés y que pretenden ser similares a los que aporta la leche materna. Sin embargo, elegir entre la amplia variedad de leches artificiales que hay en el mercado, en ocasiones se convierte en una tarea imposible. No olvidemos que el pediatra puede ayudarnos mucho en esta decisión.

Con el objetivo de que las madres sepan entender lo que contiene cada leche infantil y lo que significa los componentes que figuran en sus envases, ha nacido una guía que explica qué significan los términos nutricionales de las leches de fórmula. La ha elaborado Ordesa, la firma de alimentación infantil que presenta una gran diversidad de gamas de papillas, leches e infusiones para los bebés.

Según los responsables de esta compañía, los preparados infantiles son cada vez más completos e introducen nutrientes cuyos nombres y beneficios que aportan al organismo pueden resultar poco conocidos a las madres. De ahí la creación de esta guía, que ha sido elaborada por especialistas de la propia firma.

De este modo, las mamás podrán consultar los términos que les resulten menos familiares accediendo a la información de la guía. Ésta se encuentra disponible en la web de Ordesa en el apartado de ‘El cuidado del bebé’.

Ah, por ejemplo, podemos saber que los probióticos son bifidobacterias y lactobacilos, microorganismos que se instalan en el intestino y refuerzan la flora intestinal. Además, estas sustancias previenen infecciones intestinales y estimulan las defensas del organismo. Asimismo en la guía se explica que los prebióticos, tan importantes como los anteriores, sirven de alimento a los probióticos realzando sus beneficios.

Otros compuestos que cada vez son más corrientes pero poco conocidos son aquellos que ayudar al desarrollo del sistema autoinmune del recién nacido. Las inmunoglobulinas, la lactoferrina y los nucleótidos, por ejemplo, son compuestos con actividad inmunológica que ayudan al bebé a defenderse de las infecciones y de otras agresiones externas. Y así un largo etcétera sobre otros nutrientes fundamentales en la alimentación del bebé y que deben estar presentes en las leches de fórmula que se le administre a nuestro bebé.

Además de su significado y beneficio, es importante que sepamos el tipo de compuesto y la cantidad que hay en cada leche infantil a la hora de decantarse por una u otra. Esto es fundamental porque se relacionan con efectos tan importantes como la maduración de las estructuras cerebrales y visuales, y también con la correcta digestión y tolerancia de estos alimentos. Tampoco debemos olvidar que si tenemos la necesidad de mezclar diferentes leches de fórmula, incluso con leche materna, podemos hacerlo, siempre y cuando sigamos las recomendaciones de los expertos.

Página oficial | Ordesa

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Leche de fórmula no causó el crecimiento del pecho 28 agosto 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *