18 noviembre 2008 Embarazo

test embarazo positivo
mi segundo test de embarazo (positivo)

Qué mejor forma de empezar mi andadura en un blog como este con los tests de embarazo. Hace unos meses, decidí comprar una prueba de embarazo en la farmacia de las que te puedes hacer en casa. Y el test dijo sí y acertó (ya tengo una tripa de siete meses bien hermosa).

Bueno, realmente el primero que compré – porque compré dos – no me lo dejó muy claro. Parecía que era positivo, pero una de las dos rayas que tienen que salir era tan suave, tan suave que no sabías si estaba o sólo era intuición. Así que dos días más tarde me hice otro, de la marca quizá más conocida del mercado, Predictor, y ahí sí, ahí sí que se vio bien. Tan bien se vio que lo tengo guardado.

Los tests de embarazo detectan los niveles de una hormona que se genera cuando estás embarazada, la gonadotropina coriónica humana. Esa hormona está presente en la orina sobre todo en los primeros meses de embarazo. Actualmente, los tests que se venden en las farmacias cuentan con un alto nivel de fiabilidad del 99% y con una gran sensibilidad que permiten que en cinco minutos puedas saber si es positivo o negativo – y con tan sólo un día de retraso.

En mi caso, cuando fui al médico y dije que el test que me había hecho en casa había dado positivo me dieron cita directamente con la matrona.

Según parece, cuando una prueba de embarazo de las que te compras en la farmacia da positivo, no falla. Ahora, si te lo haces y te dice que no, puede que exista una posibilidad de error porque los niveles existentes en la orina sean tan bajos que el test no los detecte. En ese caso, si sigues pensando que puedes estar embarazada, repite la prueba unos días más tarde (la hormona se incrementa de forma diaria y es más fácil detectarla). Si vuelve a salir negativo y no te ha bajado la regla, … vete al médico.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Embarazo, 4ª semana 19 febrero 2009
  2. Embarazo, semana 4 19 abril 2009
  3. Libro: Estoy embarazada, ¿y ahora qué? 20 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *