3 mayo 2009 Parto, Recién Nacido

mamá + bebé

Años atrás la mamá cuando tenía a su bebé quedaba internada por un periodo de más de 72 horas en el caso de un parto normal y hasta 1 semana si se trataba de una cesárea. Por estos días, la mayor parte de los partos brindan el alta luego de 48 horas cuando es un parto normal y como mucho 4 días en las cesáreas.

Estos cambios son consecuencia de haberse comprobado que la madre y su hijo se recuperan mejor en un ambiente natural. Además, si aparece algún problema, en el centro de salud se podrán encontrar con los médicos necesarios que lo resolverán sin tener que estar internados.

Requisitos para el alta del bebé
Por lo general el bebé debe tener un peso que supere los 2.500 gramos. Deben estar en condiciones de amamantar correctamente. Si el niño tiene algún problema de salud debe estar consiente y se debe comprometer a acudir a las consultas con el profesional adecuado. Luego de 48 horas de vida se le realizará la primera prueba del talón, mediante la cual se detectaran enfermedades que influyen en el desarrollo.

Requisitos para el alta de la mamá
La madre no debe tener fiebre ni síntomas de infección. La episiotomía o la herida de la cesárea se deben encontrar en buen estado, sin signos de infección ni puntos sueltos.
No debe haber hemorragia genital, sino un sangrado levemente superior a una menstruación. Debe seguir una dieta normal y en caso de haber tenido cesárea debe haber hecho deposiciones.
Si existe anemia, el doctor prescribirá hierro. Y si hay mucho dolor medicamentos analgésicos.

Es el médico ginecólogo es el que decide en qué momento la madre se encuentra preparada para el alta y el pediatra el que le da el alta al bebé. Es sólo bajo su responsabilidad que la mamá vuelva a su casa y es el que asume las consecuencias que trae un alta voluntaria (en caso que sea solicitada).

Revisiones necesarias
Cuando la mamá ya se encuentra en la casa la evolución de ella y de su pequeño serán controladas en un centro de salud. El recién nacido será revisado por su pediatra a los 15 días.
La madre debe visitar al obstetra a los 15 días para que le revise la episiotomía o la herida de la cesárea y la ayudará a solucionar las dudas que iran surgiendo con el paso del tiempo.
Luego de las seis semanas del parto o cuando termine la lactancia, el ginecólogo le hará una revisión completa. Si aparecieran algunas complicaciones importantes, siempre se podrá acudir a una guardia médica.

Fuente | Revista Ser Padres Hoy

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *