5 febrero 2010 Consejos, Embarazo, Salud

Volar en avión estando embarazada
Por placer o por trabajo, estar embarazada no es un impedimento para viajar, pero como todo, tiene sus excepciones. Si tienes que hacer un viaje en avión no tendrás ningún problema en los dos primeros trimestres, siempre que tu embarazo sea normal, sin complicaciones. El viaje en avión es más seguro y cómodo que otras alternativas como el coche.

Cada compañía aérea tiene sus propias normas y limitaciones para volar en el embarazo. La mayoría siguen las recomendaciones de la Asociacíón Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Hasta la semana 28 no se exige autorización previa. A partir de esa semana se debe consultar con el médico y pedirle en caso de que nos autorice, que lo ponga por escrito.

A partir de la semana 36 o la 32 en caso de embarazo múltiple, no se recomienda volar pero se podrá hacer con un certificado médico que así lo indique. Las aerolíneas pueden exigir una revisión por parte de sus propios servicios médicos antes del vuelo. Después de dar a luz hay que esperar una semana para poder volar, tanto la madre como el recién nacido. En cualquier momento del embarazo si has tenido complicaciones, tendrá que ser el médico quien te aconseje sobre si puedes o no viajar en avión.

Una vez en estas volando, hay algunos consejos que deben conocerse. La embarazada debería llevar el cinturón de seguridad puesto durante todo el vuelo. Debe colocarse por debajo de la tripa, a la altura de las caderas. Se debe tener cuidado al deambular por el avión porque no es estático y con el embarazo cambia el centro de gravedad. Durante la gestación el riesgo de edema o tromboflebitis en las piernas es mayor, ya que la vena cava esta comprimida por el útero. La embarazada debe pasear cada hora o cada dos horas como mucho. La ropa debe ser cómoda y no presionar en ningún punto. En los pies es espcialmente recomendable llevar calzado cómodo o calcetines para el vuelo.

Cuando el embarazo está avanzado sería beneficioso tener un asiento aislado para tener más libertad para mover las piernas y entrar y salir. La embarazada no debe sentarse junto a la salida de emergencia. El vuelo puede empeorar las naúseas y los vómitos del primer trimestre, tu médico puede recetarte la medicación adecuada para controlarlo.

Las mujeres con embarazo múltiple, historia de parto prematuro, incompetencia cervical, sangrado o contracciones que puedan indicar un parto adelantado no deberían realizar viajes largos. Por último hay que tener en cuenta el destino del viaje y tener información sobre la asistencia ginecológica allí, además de las vacunas u otras medidas sanitarias.

Como decíamos al principio, volar embarazada es seguro, sólo hay que cuidarse un poco más.

Más información | ASMA
Foto | Flickr-Bfraz

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Sonia

    Si estoy de 6 semanas y de mellizos, puedo viajar o tengo más riesgo de aborto?

    • Sonia, en principio el vuelo no aumenta el riesgo de aborto, pero lo mejor es que hables con tu ginecólogo, estás de muy poquito y así puede decirte si está bien implantado y es seguro el vuelo. Un saludo y enhorabuena!

Enlaces y trackbacks

  1. Precauciones para ir de vacaciones embarazada 9 junio 2010
  2. Da a luz en un avión e intenta tirar a su bebé por el inodoro 9 julio 2010
  3. ¡Atención futuras mamás! Consejos para volar embarazada 19 noviembre 2013
  4. Si viajas en avión estando embarazada, atenta a las normas de cada compañía 17 agosto 2015
  5. Un bebé nace en un avión y viajará gratis de por vida 24 agosto 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *