24 agosto 2012 Noticias

La sonrisa de la virgenDe nuevo las costumbres en España aparecen relacionadas con los recién nacidos. En este caso, nos situamos en la provincia de Huesca, en la localidad de Barbastro, donde se produce una celebración milenaria.

Con motivo de la Asunción de la Virgen, veintiún bebés han visitado el Santuario de la Virgen de Torreciudad. La tradición indica que los pequeños son presentados y pesados ante la virgen como una tradición devota y muy entrañable.

Casi diez siglos de historia recubren esta tradición cristiana, desde que se construyera la ermita, allá por el siglo XII. Los vecinos de la localidad se encargaron de construirla y protegerla, a la vez que intentaban transmitir su devoción a la virgen por el lugar. En la actualidad, la ermita es visitada por gente de ciudades españolas como Barcelona, Madrid, Bilbao, Valladolid o Valencia.

Las familias acuden con sus pequeños para los diferentes actos que se realizan. Después de asistir a la homilía dada por el rector de la ermita, las familias se dirigen, por el sendero de los Dolores y Gozos de San José, a la ermita para proceder al pesaje de los bebés. Sobre unas antiguas balanzas de hierro forjado son colocados los niños en una cesta de mimbre en un lado de la balanza, mientras que el otro es igualado con trigo y aceite o por productos de los lugares de origen de las familias.

Después, se les entrega a los padres un documento acreditando la fecha del pesaje y una medalla de la Virgen de Torreciudad. La fiesta finalizó con comida, bebida y bailes típicos de la zona. Una costumbre legendaria española que, una vez más, tiene que ver con los peques.

Vía | elperiodicodearagon.com
Foto | torreciudad.org

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *