17 agosto 2014 Embarazo

Nuevo estudio del embarazo

El estrés heredado podría afectar a los embarazos durante varias generaciones. Para que las mujeres puedan entender lo que sucede en sus embarazos deben conocer las experiencias de los antepasados. Por esa razón se realizó una investigación en la que se analizaron los embarazos de cuatro generaciones de ratas.

En el estudio se detectaron los efectos epigenéticos del estrés que se hereda y como podría llegar a afectar a los embarazos de varias generaciones.

El trabajo se realizó en la Universidad de Lethbridge en Canadá. El objetivo de este estudio era conocer la influencia del estrés en los bebés prematuros, teniendo en cuenta que el nacimiento prematuro es una de las principales causas de muerte neonatal.

Gerlinde Metz, una de las autoras del trabajo señaló que: “Se demuestra que el estrés a través de generaciones se convierte en lo suficientemente potente como para acortar la longitud del embarazo en ratas e inducir rasgos característicos de parto prematuro humano. Un hallazgo sorprendente fue que el estrés entre leve y moderado durante el embarazo tenían un efecto compuesto a través de generaciones. Así, los efectos de la tensión se hicieron más grandes con cada generación”.

Los cambios son una consecuencia de la disposición y de la expresión de los genes. Se pudo demostrar que el estrés de la madre puede generar modificaciones que tienen efectos a través de varias generaciones.

Ahora se deben realizar más investigaciones para entender los mecanismos que generan estas firmas epigenéticas y la manera en que se pasa de generación en generación.

Para concluir Metz recordó que: “Los nacimientos prematuros pueden ser causados por muchos factores. Nuestro estudio nos proporciona nuevas pistas sobre cómo el estrés en nuestras madres, abuelas y más allá podría influirán nuestro riesgo de complicaciones del embarazo y el parto y los resultados tienen implicaciones más allá del embarazo, al sugerir que las causas de muchas enfermedades complejas pueden tener sus raíces en las experiencias de nuestros antepasados. Cuando comprendamos mejor los mecanismos de firmas epigenéticas heredadas, podremos predecir el riesgo de enfermedad y potencialmente reducir el riesgo futuro de patologías”.

Vía | Biomed Central
Foto | Flickr – Roberto Carlos

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *