15 marzo 2010 Consejos, Ocio

Viajar con niños: Semana Santa en Sevilla
Si hay una ciudad en España conocida por su Semana Santa es Sevilla. No es ni mucho menos la única ni necesariamente la mejor, pero probablemente es la que más turismo atrae. La Semana Santa en Sevilla es única, la vive toda la ciudad y con ellos los visitantes. Procesionan 60 cofradías lo que provoca auténticos atascos de seguidores en las zonas más emblemáticas.

Puede parecer que no es un buen lugar para ir con un bebé, podemos temer las aglomeraciones y que se asuste con los nazarenos, la música y el bullicio. Pero las zonas de máxima concentración se pueden evitar y no por eso dejamos de vivir la Semana Santa. En cuanto el bebé vea que debajo del capirote hay una persona dejará de asustarse, y a la música y el ruido se acostumbran antes que nosotros. Los nazarenos suelen llevar caramelos para los pequeños, supongo que con la intención de acercarse a ellos.

Cuando el niño es más mayor esta visita puede ser más complicada, se camina mucho y entre tanta gente puede ser dificil controlarle. Por eso quizá sea mejor aprovechar cuando aún utilizan el cochecito o un portabebés. Puesto que se pueden dormir cuando quieran tendremos más libertad de movimiento que con un mayor. Y lo mismo sucede con las comidas, mientras son pequeños podemos llevarlas nosotros mismos y no tenemos que preocuparnos por si habrá o no lugar para sentarnos a comer.

Un beneficio de la crisis, si tiene alguno, puede ser que aún podamos encontrar ofertas de vuelos a Sevilla e incluso plazas de hotel a un precio razonable. Es conveniente hacer la reserva lo antes posible ya que la demanda es muy alta incluso en estos momentos de precariedad.

Más información | Semana Santa
Foto | Cofrades

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *