5 diciembre 2015 Consejos

Vestir al bebé en invierno

Parece que el frío ya ha llegado a la mayoría de ciudades españolas y viene para quedarse. Empieza la época en que podemos ver niños y bebés tan abrigados que no pueden ni moverse. ¿Cómo hay que vestir a los bebés y niños en invierno? Es fácil, con sentido común. Lo primero que debemos saber es que no se van a resfriar por pasar frío, es necesario que haya un virus cerca y por tanto alguien enfermo en la misma habitación que nuestro hijo. Sin contagio no hay catarro.

Cuando nace tu bebé la matrona te lo dará bien abrigado, envuelto en su mantita y con gorro y manoplas. Solo le hará falta el primer día. Desde ese momento y hasta que comience a correr lo recomendable es vestir a tu niño con una manga más de la que te pones tu. Aunque te parezca que al estar quitecito no genera calor, ten en cuenta que el cuco le protege del viento y que tienes que dejar que mueva brazos y piernas con libertad. Si tu bebé pasa demasiado calor se adormecerá y no comerá, pudiendo incluso tener febrícula por exceso de abrigo. Tócale el pecho y la espalda para ver si la temperatura es adecuada o si está sudando. Las manos no son un buen indicador.

Una vez que el niño crece ya no para y por tanto genera incluso más calor que nosotros, vístele como lo haces tu y piensa que si la ropa le limita el movimiento estará muy incómodo. Tan solo ten en cuenta si tu eres caluroso o friolero en exceso y vístele en consecuencia. Ten en cuenta que un exceso de sudoración podría llegar a causar deshidratación en el niño. Protégele también de los cambios bruscos de temperatura vistiéndole a capas y acomódale según la temperatura del lugar en el que estéis, tal como haces tu mismo.

Foto | Flickr-Etolane

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *