1 marzo 2017 Parto

Actualmente esta anestesia se emplea en el 80 por ciento de los partos

Los expertos en la materia consideran que la anestesia epidural es una técnica realmente segura que más se ha usado para conseguir alivio ante las contracciones y dolores del parto. Es necesario aplicarla por un médico especializado en la zona baja de la espalda.

La epidural tiene el objetivo de bloquear, de manera temporal, los nervios que conectan el canal vaginal y el útero con la médula espinal. Actualmente su administración es voluntaria. Si bien se descubrió en el año 1921 (por el médico español Figel Páges Miravé) recién en el año 1989 se logró aprobar por un Real Decreto para que se pudiera emplear en los hospitales españoles.

Cómo todo método o técnica empleada en medicina tendrá voces a favor y otras en contra, hoy te queremos contar algunas ventajas y algunas desventajas del uso de la anestesia epidural.

La epidural tiene el objetivo de bloquear, de manera temporal, los nervios que conectan el canal vaginal y el útero con la médula espinal.

Ventajas de la anestesia epidural

En primer lugar vale la pena mencionar que este tipo de anestesia se aplica, actualmente, en el 80 por ciento de los partos. Gracias a su uso se podrá reducir el dolor en la zona lumbar después de unos 10 o 20 minutos. La duración del efecto dependerá del médico anestesista pero siempre durará todo lo que dure el parto.

Otra ventaja de su uso es que la madre podrá llegar al parto con mucho menos dolor y menos estrés, así podrá disfrutar y participar activamente del parto. Al tener la zona del dolor anestesiada se puede descansar en la etapa de la dilatación notando unicamente una sensación de presión o pesadez en las piernas y vientre pero sin ese dolor punzante.

Como la madre se encontrará relajada la circulación será óptima, y así se garantizará la mejor llegada de oxígeno al pequeño.

Según un estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) este tipo de anestesia reduciría las posibilidades que la madre sufra depresión postparto.

Desventajas de la anestesia epidural

Existen algunas desventajas que se tendrán que conocer respecto a la epidural. Al ser una técnica de anestesia puede presentar algunas complicaciones, hablaremos de ellas.

Podemos sentir que baja la tensión arterial o se genera hipotensión, por eso es importante que la mujer esté todo el tiempo hidratada con el suero específico para evitar perjudicar la placenta. También puede disminuir la frecuencia cardíaca.

Luego de los efectos de la anestesia epidural podrá aparecer un fuerte dolor de cabeza, nauseas y vómitos. Y, por último, puede generar que existe una dificultad para orinar luego del parto.

Se sabe que esta anestesia no retarda la dilatación pero si puede prolongar el período expulsivo del bebé. Esto es un punto que se debe conocer pero no se ha demostrado que sea un punto que pueda influir para que el parto termine en cesárea.

La anestesia epidural puede contar contraindicaciones, por ejemplo, en el caso de tener alergia a anestésicos locales o si se sufren de alteraciones en la coagulación, infecciones generalizadas. El médico también analizará el caso particular cuando existan tatuajes o alteraciones en las zona baja de la espalda.

Vía | Ella Hoy
Foto | Pixabay – Parentigustream

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *