22 septiembre 2012 Recién Nacido

Casos muy pocos frecuentes

La varicela es un tipo de enfermedad producida por un virus, la misma se presenta en los recién nacidos en muy pocas ocasiones, en estos casos se denomina varicela congénita o varicela neonatal. En el caso de padecerla un diagnóstico temprano y una tratamiento sintomático es fundamental, además del seguimiento del pequeño por parte de un profesional.

La varicela neonatal puede ser adquirida de dos maneras: por vía intrauterina o se puede contagiar por vía respiratoria. En el caso de ser por vía intrauterina aparece en los primeros 10 ó 12 días de vida de un niño.

El primer caso de varicela congénita fue descripto por Campbell en un pequeño de solo 12 días de vida en el siglo XIX (exactamente en el año 1878).

Puede llegar a aparecer la varicela neonatal adquirida en el caso de las madres que la adquieren a partir del tercer día del parto, en la cual el feto no ha estado expuesto a la viremia materna, esto demuestra que el contagio puede ser adquirido por contagio mediante las vías respiratorias. Normalmente en el caso de los recién nacidos la varicela no es grave, excepto que estemos hablando de un bebé prematuro menor a las 28 semanas de gestación o en el caso de los recién nacidos que tengan un bajo peso al nacer.

Únicamente pueden presentarse complicaciones respiratorias y cutáneas en un porcentaje menor de 26 por ciento, o problemas neurológicos en un 13 por ciento.

Uno de los puntos más importantes que debes saber es que la varicela neonatal es muy poco frecuente, pueden pasar años en que no se presente uno en algún centro de salud.

Vía | Portal Médicos
Foto | Flickr – Laura Pardo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *