26 junio 2012 Noticias

VacunasNunca echamos cuentas cuando escuchamos que la sanidad hay que costearla, aparte de nuestros impuestos. Hasta que llega el día que afecta de manera directa y no entendemos por qué.

En el caso de las vacunas podemos ver un ejemplo claro. Aunque la mayoría de fármacos que previenen enfermedades están financiados por la Administración, no todas las vacunas se acogen a estas subvenciones. Veamos el ejemplo en la región de Aragón.

Las vacunas para prevenir infecciones neumocócicas, como la meningitis, no disfrutan de esta financiación. De hecho, el coste de estas vacunas es de 70 euros por unidad, requiriendo en el tratamiento un total de cuatro. 

Aunque la administración aragonesa logra ahorrar en algún tipo de fármacos, como los necesarios para la gripe, adquiriendo las dosis de forma conjunta con otras comunidades, hay otro tipo de fármacos más caros que son necesarios en determinados tratamientos pero que no pueden ser adquiridos por las familias. Estas prefieren adquirirlo de manera más barata, aunque sus efectos sean inferiores.

Del mismo modo, todo lo relacionado con la limitación de recursos afecta también a la alimentación de los más pequeños. Por ejemplo, la leche de continuación se recomienda para el bebé hasta los 18 meses, pero las familias optan por la leche de vaca debido a sus escasos recursos.

La crisis ataca a todo el mundo. Más de una vez lo hemos dicho que también lo hace a los más pequeños de la casa. Los dramas que viven algunas familias con niños pequeños  causan bastante impacto. Esperemos sacar el aprendizaje necesario para evitarlo en el futuro.

Vía | elperiódicodearagón

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 junio 2012
  2. ¿Qué beneficios causa la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente? 22 abril 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *