17 septiembre 2009 Noticias, Opinión, Salud

Vacunar a los niños contra la hepitatis B previene el cáncer de hígado
Desde hace unas décadas se vacuna a los recién nacidos contra la Hepatitis B. En Taiwan han realizado un estudio de seguimiento durante 20 años para comprobar la relación entre esta vacuna y el descenso de los casos de cáncer hepático. El virus de la Hepatitis B predispone al desarrollo del carcinoma hepatocelular, el tipo principal de cáncer de hígado. El resultado del estudio muestra una fuerte caída en el número de enfermos por este cáncer.

En Taiwan la vacunación contra este virus es universal desde 1984. Los investigadores han comprobado que a pesar de la vacunación, algunos individuos han desarrollado el cáncer, pero generalmente son casos en los que la dosis fue insuficiente o bebés a los que no se protegió correctamente siendo hijos de una madre infectada por la Hepatitis B.

Los datos apuntan a que la vacunación universal es efectiva en la prevención del carcinoma hepatocelular. Además lo es más allá de la infancia, al menos hasta los inicios de la vida adulta. Y que los fallos en la prevención del cáncer de hígado se deben en la mayoría de los casos al control insuficiente del virus de la hepatitis en madres infectadas.

Este estudio y otros similares hacen que cada vez entienda menos a los padres que se niegan a vacunar a sus hijos. No lo entiendo en los casos en que la inmunización protege a la población general y mucho menos cuando se trata de proteger a sus propios bebés.

Foto | Prision Planet
Más información | JNCI (en inglés)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *