1 diciembre 2016 Embarazo, Salud

vacuna gripe embarazo

Muchas son las polémicas, investigaciones y opiniones que han surgido, a lo largo del tiempo, con el uso de las vacunas. Si bien es un tratamiento preventivo totalmente seguro y aconsejado por las autoridades sanitarias, todavía son numerosos los detractores que intentan convencernos de lo contrario, mucho más si nos encontramos en un periodo tan delicado como es el embarazo.

Una de esas vacunas que, llegadas estas fechas, se convierte en imprescindible para ciertos sectores de la población, es la de la gripe. Las personas mayores, el personal sanitario o los enfermos crónicos deben estar protegidos contra esta enfermedad que suele ser demasiado habitual llegados los primeros fríos. Pero también las embarazadas deben hacer uso de ella, no sólo por protegerse a sí misma, si no también al bebé. El problema es que, durante mucho tiempo, se ha pensado que la vacuna contra la gripe en el embarazo aumentaba el riesgo de que nuestro niño padeciera autismo.

Ha sido en Estados Unidos donde se ha realizado una investigación en torno al tema de la vacuna de la gripe, durante la gestación, y las consecuencias negativas sobre el bebé. Para ello se tomó como muestra a más de 196 mil niños, nacidos en California entre el año 2000 y 2010. Tras cotejar los datos de aquellas embarazadas que padecieron gripe, las que fueron vacunadas y las que ni sufrieron la enfermedad ni se les vacunó, se pudo comprobar que la incidencia del autismo no tenía ninguna relación con este tratamiento.

Pero también se comprobó que, además de no ser un peligro para la salud del bebé, también quedaba inmunizado frente a la enfermedad, viendo que la incidencia de esta enfermedad en los niños descendía de forma significativa hasta los seis años.

Vía | El comercio
Foto | Doctor Fernando Lamas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *