1 febrero 2010 Compras, Entretenimiento, Libros, Ocio

Uroko interior

Si estas imágenes están siendo vistas por un niño, seguramente, ya estará diciendo “¡quiero uno!”; tener una construcción como esta en casa, equivaldría a una casita en el árbol, un rincón secreto para jugar y divertirse y sobre todo, un lugar especial para leer y tener un acercamiento íntimo y alegre con los libros.

Se trata de un iglú biblioteca, construido a partir de semicírculos de madera blanca, sostenidos por repisas irregulares dónde poner libros, juguetes y otros elementos decorativos. Al no tener respaldo, los libros pueden tomarse desde afuera o desde adentro del iglú, para no tener que salir; adentro queda espacio suficiente para una camita dónde ponerse cómodo.

Uroko House Construir una habitación librero para los niños

Esta genialidad de la construcción modular, es fruto del ingenio de Point Architects, pero puede ser reproducida en su casa por cualquiera, por la simpleza de su construcción; basta con tener paciencia y creatividad para darle forma, dentro o fuera de la habitación de los niños.

El diseño que aparece en las imágenes, tiene un techo de fieltro y una decoración sencilla con luces en la parte plana; no hace falta mucho dinero, para brindarles a los peques un espacio como este, con un ambiente mágico y diferente, que convierta la hora de la lectura en el momento más feliz del día.

Vía | Decopeques

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Saumya

    I don’t understand the language that you speak but this house looks beautiful! Just like the one I would try and build with my toys as a child, to this day, which I still fantasize! Thank you for letting us see your work!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *