31 octubre 2009 Fertilidad, Noticias

Tumbarse 15 minutos tras la inseminación favorece el embarazo
Según un estudio publicado en The British Medical Journal, tumbarse boca arriba durante 15 minutos tras la inseminación artificial podría aumentar las posibilidades de conseguir un embarazo. Los autores defienden que la posición favorecería el ascenso del esperma por el útero. Por el contrario si la mujer se pone de pie la gravedad actuará en contra.

El artículo ha sido criticado en la misma revista por varios motivos. El primero de ellos es que en Estados Unidos se evaluó hace años la teoría de que si tras el coito la mujer permanece boca arriba con los pies elevados aumentaban las posibilidades de embarazo. Pero no hubo ningún dato que defendiera esta hipótesis. Es el mismo caso aunque la inseminación sea artificial.

Además acusan a los autores de no ser demasiado rigurosos con la investigación y de tomar datos en una clínica con un porcentaje de embarazos inferior a la media. Sin embargo no descartan que esta medida pueda ser efectiva. El profesor William L Ledger, quien ha realizado la revisión, considera que sería necesario un estudio más riguroso antes de descartar esta técnica.

Para las clínicas en las que se practica la inseminación no será fácil proporcionar esos 15 minutos de inmovilización a las pacientes. En una hora se realizan varias intervenciones y tener a cada paciente durante un cuarto de hora más podría colapsar la clínica o tendrían que tratar a menos mujeres, lo que podría aumentar el coste del procedimiento.

Habrá que esperar a futuros estudios para ver la veracidad de esta información.

Vía | El Mundo
Más información | The British Medical Journal (en inglés)
Imagen | IVF Panamá

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *