2 agosto 2009 Compras, Consejos, Nutrición

Tronas de viaje
La trona de viaje es uno de los productos de bebé que, sin ser indispensable, es bastante útil. Si salimos a comer o cenar con los niños, lo normal es que el restaurante tenga tronas para los pequeños, pero si la comida es en casa de algún familiar o amigo sucede todo lo contrario. Siempre podemos inventar algo, como poner un par de cojines en una silla para que el niño llegue bien a la mesa, pero también podemos llevar nuestra propia trona.

Hay varios modelos de trona de viaje, lo mejor es que analices para que vas a utilizarla y la compres basandote en eso. Uno de los modelos es ideal para restaurantes, no necesita silla y por tanto, ocupa menos espacio. El asiento del niño es de tela o loneta y se sujeta directamente a la mesa, con unos “brazos” de aluminio terminados en pinzas a presión. Es plegable y se adapta a casi todas las mesas.

Otro de los modelos más conocidos es la trona de BBY, es de plástico y se coloca sobre una silla de adulto. Tiene dos posiciones dependiendo de la altura de la mesa y el tamaño del bebé. Se pliega como un maletín y es muy fácil de acoplar en cualquier sitio. Se monta y se desmonta con bastante facilidad. Lleva una bandejita para cuando el bebé es pequeñito, pero dura poco tiempo, en seguida se queda pequeña y el bebé tiene que comer en la mesa de los mayores.

También hay modelos hinchables, que obviamente son los que menos ocupan plegados. Algunas llevan una funda lavable que por un lado facilita la limpieza y por otro hace que el asiento sea más agradable para el bebé. Se colocan sobre una silla de adulto y llevan como todas, cinturón de seguridad.

Las hay de madera, de materiales blandos que plegadas se convierten en bolsos, de plástico duro que no se pliegan, etc. Como ves hay mucho donde elegir. Decide según tu gusto y el uso que piensas darle. No es lo mismo que tenga que ir en el coche y sea importante lo que ocupa en el maletero, que si es la trona que solemos llevar a casa de los abuelos o que incluso dejamos allí.

Más información | BFR puericultura

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Nosotros tenemos una como la de la foto y nos va muy bien. Habitualmente la tenemos en casa de los abuelos, que es donde más tiempo pasamos después de nuestra casa, pero cuando hemos ido por ahí a pasar varios días la hemos llevado y es lo más cómodo y útil que puedes tener para que la peque esté lo más cómoda posible a la hora de comer. Casi como en casa.

  • Belén

    Mónica, coincido en todo, también es la trona de viaje que tenemos y le damos el mismo uso que tú. Estoy de acuerdo en que es muy cómoda. Gracias y un saludo,

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 agosto 2009
  2. Una silla para el bebé que se guarda en el bolsillo 29 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *