6 noviembre 2017 Embarazo

Un problema que requiere de cierto tratamiento

Un último artículo en el que hablaremos acerca de los diferentes trastornos de ansiedad que se pueden sufrir durante el embarazo. Te invitamos a leer los artículos anteriores en el que hemos tratado este interesante tema.

Existen diferentes estudios que se realizaron para conocer la relación que existe entre los trastornos de ansiedad y el embarazo, lamentablemente los resultados que se obtuvieron no han sido del todo concluyente. Las mujeres que sufren de trastornos de ansiedad en la etapa de la gestación podrían tener un riesgo un poco mayor de tener un parto prematuro, si bien no se ha encontrado una conexión definitiva.

Desde el Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos consideran que el estrés y la ansiedad en el embarazo se pueden relacionar con algunas complicaciones, por ejemplo, tener un parto demasiado rápido o demasiado lento. Pero recordamos que este tipo de datos requiere más investigación.

Existen diferentes estudios que se realizaron para conocer la relación que existe entre los trastornos de ansiedad y el embarazo.

Otros trabajos indican que los niños de madres que sufrieron de ansiedad en el embarazo podría tener problemas de desarrollo en sus primero años de vida.

Tratamientos para el trastorno de ansiedad en el embarazo

En la actualidad no existe un tratamiento para tratar la ansiedad durante la gestación. En la actualidad se encuentra todo en un proceso de experimentación. Generalmente la terapia que se considera como conversacional es el primer tratamiento que se puede aplicar en estos casos.

También puede suceder que en ciertos casos se requiera de medicación, cuando la terapia tradicional no funciona o si se está frente a un caso más grave.

¿Qué es la terapia conversacional?

En ocasiones el solo hecho de hablar con alguien puede ayudar a que una persona se sienta mejor. El médico puede llegar a cumplir el rol de psicólogo, aunque siempre lo recomendado es asistir a una terapia con un psicólogo de verdad. Sabemos que puede llegar a ser difícil hablar de los miedos más profundos, pero es muy importante ser lo más honesta posible con el terapeuta, especialmente respecto a lo que se está sintiendo.

El ciertos casos el médico puede sugerir realizar una terapia conversacional, conocida también como terapia cognitiva conductual. La TCC es eficiente para poder tratar distintos trastornos de ansiedad, porque permiten implementar nuevas y diferentes formas de reaccionar, pensar y comportarse ante situaciones que puede ser estresantes.

En una sesión de TCC se hablará con el terapeuta acerca de los pensamientos, emociones, reacciones frente a distintas situaciones hipotéticas. El terapeuta mostrará los patrones de pensamiento o comportamiento que no ayudan y que no se pueden reconocer.

Un punto clave es recordar que la medicación destinada a la ansiedad cruza la placenta, por eso los médicos prefieren no darla en la gestación.

Vía | Español Baby Center
Foto | Pixabay – Alisa Riva

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *