20 enero 2010 Desarrollo, Opinión, Salud

bebeA veces notamos que al respirar nuestro bebé hace un extraño ruido y esto nos preocupa. Este problema es conocido bajo el nombre de traqueomalacia o laringomalacia y se trata de una debilidad que tienen los pequeños en las paredes de la traquea o de la laringe como consecuencia de una alta de maduración.

En estos casos el aire atraviesa las vías aéreas hacia los pulmones haciendo un ruido similar a un gorgojeo, que los médicos denominan estridor.

Esta afección es bastante común y no trae aparejado ningún peligro (salvo que sea muy intenso y provoque problemas para respirar o comer).

En la gran parte de los casos el problema se corrige sin ningún tratamiento especial entre las 12 y 18 semanas de vida, en algunos casos se extiende hasta el año.

Debemos estar atentos a esta especie de gorgojeo y descubrir si viene de su nariz o de su garganta, ya que eso es esencial para diagnosticar de donde proviene exactamente ese sonido. Si tiene estridor no hay duda: es una falta de maduración de sus vías respiratorias.

Cuando el niño nace con una malformación en la traquea o de la laringe, el estridor aparece a los pocos días de vida o como muy tarde en las primeras semanas. En cualquier caso, si los padres observan que ese sonido no se va, pasada esa edad, o el solo hecho de oírlo les produce temor, deben consultar con el medico para que les explique bien de que se trata.
Puede tratarse de inmadurez de la laringe (una afección bastante común) o de la traquea o si está provocada por mocos que le han quedado después del catarro.

Si el niño no presenta otros síntomas más importantes, el problema se corregirá solo llegado el momento. Pero, eso si, debes averiguar cual es la causa de ese sonido.

Vía | Ser Padres Hoy

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Lily Allen temió por la vida de su hija mayor 30 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *