26 enero 2013 Embarazo

Ecografia de un feto

Por primera vez se realizó una transfusión de sangre a un feto en el interior del vientre materno, la misma se realizó dentro de la Fundación Jiménez Díaz. Afortunadamente se realizó sin que se presentaran problemas en dos oportunidades apreciándose una clara mejoría del feto.

El bebé al que se le realizó esta transfusión ya nació y fue dado de alta días más tarde. La Fundación Jiménez Díaz cuenta con una excelente Unidad de Diagnóstico Prenatal, dirigida por el Doctor Javier Plaza Arranz.

Esta es la primera vez que se lleva a cabo una transfusión de este tipo, o sea a un feto que aún se encuentra dentro del vientre de la madre. Cuando se llevó a cabo este procedimiento el bebé tenía 28 semanas de gestación y presentaba un cuadro muy grave de hidrops fetal severo, que causaba una importante retención de líquidos y anemia.

Cuando se tuvo un diagnóstico completo se pidió al servicio de hematología del centro, a cargo de la Doctora Pilar Llamas Sillero, que comenzará a realizar un tratamiento especial para la preparación de la sangre.

No es extraño que un bebé recién nacido necesite de una transfusión de sangre por diferentes motivos pero tener la posibilidad de realizar este tipo de trasplante aún estando en el útero de la madre podría llegar a ser bastante beneficioso en algunos casos. Existen dos tipos diferentes de transfusiones intrauterinas: la intraperitoneal y la intravascular. Ambas son necesarias realizarlas bajo la supervisión de un ecógrafo. En este caso se empleó el método intraperitoneal en la cual la sangre se inyecta directamente en la cavidad peritoneal y los hematíes llegan a la circulación fetal por vía linfática.

Vía | Noticias Médicas
Foto | Flickr – Daquella Manera

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *