9 diciembre 2011 Entretenimiento

una costumbre heredada

Armar el arbolito es una tradición que puede ser diferente en algunos países o regiones. En algunas partes del mundo se arma el 8 de Diciembre y se desarma el 6 de enero mientras que en otras partes se lo arma el mismo 24. Sin importar del día en que se haga es algo muy lindo para compartir en familia. Hoy te contaremos un poco más de esta tradición.

En primer lugar debemos decirte que el 8 de diciembre es el día de la Inmaculada Concepción, y por eso en algunos países se elige esa fecha para su armado. El arbolito acoge en sus pies el pesebre, simbolizando el momento que según los Evangelios se produjo el nacimiento de Jesús. Pero en realidad el hecho de armar el árbol el día de la Virgen no tiene ningún vínculo.

Los arbolitos de Navidad son, en realidad, una tradición pagana que se originó en los pueblos celtas. Cuando era invierno los celtas tenían la tradición de adornar una rama de roble con la esperanza de que seria un buen augurio, garantizando días de sol y un verano muy bueno. Como cuando llegaba el frío estos árboles perdían sus hojas se le colocaba adornos para reemplazar las hojas perdidas, también era una tradición colocar en sus pies regalos en el mes de diciembre.

Los cristianos tomaron esa tradición aunque las especies de árboles eran diferentes en cada zona. Martín Lutero, un referente de la reforma del cristianismo, impulso el uso de los árboles durante la Navidad por el año 1500 pero en vez de roble se usaban pinos.

El árbol de Navidad es muy importante, pero también lo es el pesebre. Según lo anunciado por el sacerdote Leonardo Tovar: “El árbol de Navidad tiene que estar, pero también tiene que estar el pesebre. Las dos cosas. El pesebre es signo del nacimiento del hijo de Dios, y el arbolito, signo de vida. Ese árbol, que ahora está vivo, después será leño para ser convertido en la cruz donde morirá Cristo

Vía | El Diario
Foto | Flickr – Joseanmomo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *